Decenas de personas salieron a protestar en Madrid la noche del 6 al 7 de febrero para mostrar su rechazo a la condena al rapero catalán Pablo Hásel. El artista, de 33 años, ha sido declarado culpable por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la monarquía y a las instituciones del Estado.

«¡Pablo Hasél! ¡Libertad!», gritaban los manifestantes, mientras marchaban por las calles capitalinas.
 
Los participantes de las protestas montaron barricadas con contenedores de basura y vallas metálicas y bloquearon diversas calles tras su paso.
 
«Se me acusa de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona o las fuerzas del Estado, más algunas causas que tenía abiertas [por resistencia o desobediencia a la autoridad en 2017 y allanamiento de un local en 2018]. En total serían unos cuatro años«, detalló Hásel en una entrevista con Sputnik el 2 de febrero.
 
El 28 de enero, la Audiencia Nacional de España le dio un plazo de 10 días al rapero para que ingrese de forma voluntaria en un centro penitenciario.
 

(Sputnik)

 

Comentarios Facebook