El analista político y filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela analizó las estrategias de las derechas latinoamericanas apoyadas por Estados Unidos y Europa, las cuales se muestran como defensoras de las democracias, sin embargo, no aceptan elecciones.  

Así lo declaró el comunicador durante la emisión de su programa Desde Donde Sea, que se transmite a través de las redes sociales de LaIguana.TV.

En este orden de ideas, explicó que lo que sucede en estos momentos en Ecuador y el intento de las derechas por suspender elecciones en Bolivia y Venezuela es evidencia de lo “frágil que en estos momentos son los procesos electorales en Latinoamérica».

«Si bien es cierto que estábamos acostumbrados a golpes de Estados militares, por parte de las derechas guiadas por los gringos, ahora se está tratando de boicotear los procesos electorales en los que resultarían ganadores movimientos electorales progresistas y de izquierda”, señaló.

Precisó que las formas de golpe de Estado y de desestabilización se transforman en Latinoamérica: «Ahora ni siquiera quieren que se hagan elecciones. Es el caso de lo ocurrido en Venezuela, en Bolivia. Recuerden que Jeanine Áñez quería suspender las elecciones porque sabía que iba a perder. Fue lo mismo que trató de hacer la oposición venezolana en diciembre. Ahora en Ecuador están tratando de suspenderlas. Es la nueva metodología conservadora de la derecha latinoamericana, la que supuestamente lucha por la democracia, pero sin elecciones”.

El escritor señaló que, de igual manera, se pretende en Ecuador, donde buscan boicotear las votaciones «a raíz del contexto social, económico y sanitario que vive el país». 

Sotuvo que está impidiendo a candidatos postularse a puestos políticos y paradójicamente hace más irónico aquellos factores conservadores de derechas y extremas derechas o de élites económicas de Latinoamérica, que dicen —con apoyo de Estados Unidos y de Europa— luchar por la democracia en Latinoamérica, pero son las principales causas del boicot de las elecciones democráticas en la región.

Mencionó que la Organización de Estados Americanos (OEA) y Estados Unidos le dieron un golpe de Estado a Evo Morales el pasado diciembre del 2019, siendo el presidente con mayor popularidad en la historia de Bolivia y siendo Bolivia, bajo su gestión, la principal economía de la región junto con Uruguay. «Esto no fue suficiente para que le dieran un golpe de Estado, después de haber transcurrido un año del golpe de Estado el MAS tuvo que hacer presión, la misma que hace Rafael Corres solo para que se vaya a elecciones». dijo.  

«No querían elecciones en Bolivia, presionaron y el MAS regresó al poder con Arce. No querían elecciones en Venezuela y hay una Asamblea Nacional mayoritaria de izquierda  revolucionaria y ahora no quieren elecciones en Ecuador que está en una crisis abismal económica,  crisis política sin precedentes», sostuvo Pérez Pirela.  

Aseguró que una vez que Lenín Moreno llegó al poder comenzó a gobernar junto a la derecha: “Él destruyó la economía ecuatoriana. Ecuador está pasando en estos momentos por una gravísima crisis económica, política, social y sanitaria. Destruyó Ecuador en sus bases, en su política”.

«Desafíos para las izquierdas latinoamericanas es tener las mejores economías, ser populares políticamente, tener en medio de la pandemia números muy bajos de contagios y fallecidos y aún así tienes que mover cielo y tierra para que te dejen ir a elecciones en Latinoamérica. Además se deben consolidar los procesos democráticos electorales, porque por el camino que vamos, no nos van a dejar hacer elecciones si tienen la certeza  de que movimientos sociales, líderes progresistas pueden llegar al poder», concluyó. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook