Un satélite de Emiratos Árabes Unidos entró en las últimas horas en la órbita de Marte, con lo que el pequeño país de Medio Oriente ingresó al selecto grupo de las naciones que  pudieron llegar al planeta rojo: Estados Unidos, Rusia, India y China. Se trata de la sonda Esperanza.

“Al pueblo de los Emiratos Árabes Unidos, a las naciones árabes y musulmanas, anunciamos la llegada con éxito a la órbita de Marte. Alabado sea Dios”, anunció hoy Omran Sharaf, director del proyecto que marca un hito: la presencia de un país árabe en la carrera espacial.

La sonda Esperanza fue enviada para orbitar los próximos cuatro años alrededor de Marte. Se espera que aporte información sobre tres aspecto: una cobertura global del planeta, la diferencia entre el día y la noche y las variaciones estacionales. Además, tratará de determinar si la pérdida de oxígeno e hidrógeno en la superficie del planeta llevó a su transformación hace 4 mil millones de años.

“Rezamos para que todo vaya bien, pero tenemos solamente una oportunidad y esperamos que los esfuerzos que todo el equipo hemos hecho desde hace seis años den resultado”, aseguró Hessa Rashid al Matroushi, científica jefe de la misión, cuya señal tarde 11 minutos en llegar a la Tierra.

La sonda fue lanzada hace seis meses y durante ese lapso analizó el polvo interplanetario con un «rastreador» de estrellas. Se ha podido analizar esa información para comprender la composición de las partículas. “Otro avance científico que la misión ha logrado hasta ahora ha sido la observación calibrada durante la fase de crucero”, con dos instrumentos que han registrado datos situados uno enfrente del otro y luego apuntando a direcciones opuestas, destacó Al Matroushi.

Los aparatos son los encargados de medir el hidrógeno interplanetario, algo crucial para entender Marte, y separarán el que pertenezca a la atmósfera marciana del que existe en el espacio exterior.

Para las próximas horas se espera la llegada de una misión china, la Tianwen-1, que orbitará hasta mayo, cuando se separe un explorador que descenderá a la superficie, algo que solamente han logrado en el pasado misiones norteamericanas.

Mientras tanto, el 11 de febrero arribará a la órbita marciana un explorador norteamericano, el Perseverance, que recolectará piedras que luego traerá a la Tierra, en una misión que se propone determinar la posible existencia de vida en Marte en el pasado. Descenderá en la superficie de forma inmediata. Cabe recordar que ocho de nueve intentos de aterrizaje en Marte han sido exitosos por parte de la Nasa.

Tanto el Perseverance como la Tianwen-1 buscarán signos de vida microscópica. En el caso de la misión de la NASA, asociada con la Unión Europa, tiene un costo de 3 mil millones de dólares.

(Página 12)

Comentarios Facebook