El periodista deportivo Diego Ordinola pasó por la desagradable situación frente al estadio Monumental del Barcelona ecuatoriano, a plena luz del día.

El comunicador y su camarógrafo se encontraban se vieron sorprendidos por un hombre amenazándolos con un arma de fuego este viernes en Guayaquil.

El hombre les exigía sus teléfonos celulares mientras agitaba el arma amenazándolos con dispararles. El periodista no lo tenía en la mano y solo atinó a anteponer el micrófono entre él y el delincuente.

El camarógrafo le dio el teléfono y el atracador huyó debajo de un puente y se subió a una moto huyendo del lugar, tal como quedó grabado en la cámara con la que hacían la nota periodística.

(Pulzo)

Comentarios Facebook