El pasado viernes 12 de febrero, el Programa de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) justificó las sanciones coercitivas que mantiene el gobierno de Estados Unidos sobre la economía venezolana y desató polémica en las redes sociales, como una forma de contradecir el reciente informe de la relatora de la ONU, Alena Douhan.

“Dicen que la culpa es de las sanciones, pero la crisis fue primero: indolencia, despilfarro y corrupción”, fue la campaña de descrédito hacia el Ejecutivo que colocó Provea en su cuenta en Twitter y automáticamente encendió las críticas de los venezolanos.

“Falso, se alcanzó un crecimiento social muy importante. Ibas de vacaciones al exterior y te recibían con los brazos abiertos $”, respondió el usuario Pedro Zaraza 7.5K, mientras que Abel Márquez, calificó de “campañita” el aviso de Provea.

“¿En serio? Ustedes no consideran que la confianza y credibilidad son valores que se debe conservar. Esta campañita lo que busca es desviar el foco sobre las sanciones que han sido la puñalada certera que le faltaba a nuestra economía. EEUU solo busca destrucción para Venezuela”, opinó Márquez.

“En otros países gana un presidente y la oposición o se une al gobierno ganador o aparte se ponen a trabajar para el bien del país, para ganarse los votos. En Venezuela, EEUU y la oposición no soportan que siempre pierdan y lo que hacen es perjudicar a todos los venezolanos”, compartió el usuario @JemsFlow

El criollo Armando Gómez, contradijo a Provea al comentar: “No, la crisis es culpa de las sanciones, que son oficiales hace 7 años, pero ya estaban hace más de 15 años, el riesgo país asignado fraudulentamente, para hacer muy caro el crédito, era una sanción disfrazada, para destruir la economía”.

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook