El grupo que mantiene secuestrada y usurpada la empresa venezolana CITGO Petroleum Corporation, mejor conocida como CITGO, informó a sus proveedores y clientes que su refinería de Corpus Christi, ubicada en Texas, Estados Unidos, no podrá recibir ni entregar productos crudos y refinados debido a la histórica ola de frío que ha causado grandes interrupciones en sus operaciones.
 
La información fue reseñada por la agencia de noticias estadounidense Bloomberg, donde indica que CITGO tuvo que declarar «estado de fuerza mayor» por la suspensión de las operaciones en Texas ante la «histórica ola de frío».
 
El complejo de refinerías CITGO, que pertenecen a la República Bolivariana de Venezuela como filial de Petróleos de Venezuela, comprende un grupo de refinadoras de petróleo y comercializadoras de gasolina, lubricantes y petroquímicos, que tiene su sede central en el área del Corredor Energético de Houston, Texas.
 
Según Bloomberg, la compañía «está evaluando los daños y el tiempo de reinicio de la refinería que procesa 167.000 barriles de crudo por día».
 
Añade la información que, según un aviso de fuerza mayor visto por Bloomberg, «parte de la refinería, que se divide en las plantas este y oeste, tuvo problemas operativos y pausas de unidades no planificadas debido al clima helado y a interrupciones de proveedores externos».
 
La agencia comentó que enviaron un correo electrónico a los medios de CITGO pero no respondieron a la solicitud.
 
El estado de fuerza mayor, que entró en vigencia el 13 de febrero, es el primero en surgir entre refinerías estadounidenses y resalta la gravedad de la crisis energética derivada del congelamiento histórico que comenzó el jueves.
 
Más de 3 millones de barriles de petróleo se han desactivado a raíz del intenso frío. El aire helado ya ha detenido la extracción de más de 2 millones de barriles diarios de petróleo. El segundo mayor productor de la Cuenca Pérmica, Occidental Petroleum Corp., advirtió a sus clientes sobre la reducción de entregas.
 
El cierre de las refinerías, que representa casi 31% de la capacidad de procesamiento en la costa del golfo, ha provocado que los precios de la gasolina física suban a máximos de un mes.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook