Los catalanes vuelven a salir a las calles de Barcelona para demostrar su apoyo al rapero Pablo Hasél, quien ha recibido una pena de dos años y medio de prisión que se podría sumar a una condena por injurias contra la corona y enaltecimiento del terrorismo que ya comenzó a cumplir. 

El rapero fue detenido luego de que la Audiencia Nacional rechazara la suspensión de la ejecución de la condena de nueve meses por haber publicado tuits con vídeos que incitaban a la violencia y mensajes que, según los magistrados, enaltecían el terrorismo y humillaban a la Corona, entre otras instituciones estatales como las Fuerzas Armadas y la Policía. 

Desde entonces, las calles de Madrid, Barcelona y otras ciudades de España se llenaron de manifestantes para apoyar al rapero que ahora afronta una pena de dos años y medio que se puede sumar a su anterior condena de nueve meses. 

Las protestas han generado bastante tensión y se han reportado más de 50 detenidos en los últimos días. 

(Sputnik) 

 

Comentarios Facebook