Casi un millón de personas en Estados Unidos continúan, por tercer día consecutivo, sin suministro de electricidad debido a dos tormentas invernales que avanzan desde el sur al noreste del país y que han causado decenas de muertos.

Según medios de comunicación estadounidenses, hay entre 30 y 40 muertes relacionadas con las tormentas, incluidas personas que perecieron intoxicadas con monóxido de carbono por el uso en ambientes cerrados de estufas por combustión.

La plataforma PowerOutage.us, que hace un seguimiento de los cortes en el suministro de energía eléctrica, indicó que en la mañana del jueves tan solo en Texas había al menos 515 mil 137 usuarios afectados por los apagones.

Otros 193 mil 456 estaban en condiciones similares en Misisipi, 121 mil 339 en Luisiana, 106 mil 165 en Oregón, 68 mil 730 en Kentucky, 63 mil 424 en Virginia Occidental, 34 mil 914 en Virginia, 12 mil 532 en Ohio y 10 mil 758 en Carolina del Norte.

Las lluvias heladas y las nevadas desde Texas, en el sur del país, a la región de Nueva Inglaterra, en el noreste y que engloba varios estados, han forzado a las aerolíneas comerciales a suspender cuatro mil 366 vuelos al tiempo que se registraban demoras en otros dos mil 200.

(EFE)

Comentarios Facebook