El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que su país está listo para iniciar una nueva era con inversionistas petroleros de Estados Unidos.

“Quiero decirles a los inversionistas de EEUU y petroleros que las puertas de Venezuela están abiertas para la inversión petrolera, gasífera, petroquímica, para trabajar en una sociedad ganar-ganar”, dijo el viernes el mandatario venezolano durante un evento celebrado con los trabajadores de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Maduro sostuvo que debido al robo de los activos de Citgo—filial de la PDVSA en EEUU— por parte de la anterior Administración estadounidense de Donald Trump y la derecha extremista, liderada por opositor Juan Guaidó, el país sudamericano dejó de vender 500 mil barriles de petróleo de calidad a las refinerías de Estados Unidos.

En este contexto, el líder chavista subrayó que Caracas siempre ha estado abierto en el marco de las leyes y la Constitución venezolana a entablar una nueva era de relaciones entre los inversionistas petroleros de EEUU y Venezuela, pero siempre y cuando las autoridades estadounidenses restituyan “la legalidad de nuestra empresa Citgo”, advirtió.

Asimismo, adelantó que en el contexto de la Ley Antibloqueo, el país bolivariano avanzará en las negociaciones con empresas de diversas naciones del mundo a fin de que vengan a invertir en la industria petrolera de Venezuela.

Tras cuestionar el embargo energético que Washington impuso en 2019 a Caracas como parte de una serie de sanciones para propiciar la caída de su Gobierno con objetivo fallido de colocar a uno a fin a los intereses hegemónicos de EEUU, el dirigente venezolano reportó que el referido bloqueo económico y comercial ha ocasionado que los ingresos del país en divisas se redujeran en un 99%.

“Atacaron con misiles el corazón de la economía venezolana de manera cruel por la vía de la prohibición de las actividades y la restricción a todas las empresas petroleras del mundo y particularmente a las empresas estadounidenses”, expresó Maduro.

Las tensiones entre Washington y Caracas han alcanzado máximos, en particular, durante el mandato del expresidente republicano Donald Trump. El nuevo inquilino de la Casa Blanca, el demócrata Joe Biden, ha anulado algunas restricciones contra Caracas y ha expresado que abrirá canales de diálogo con Venezuela.

(HispanTV)

 

Comentarios Facebook