Poco parece haber cambiado en la política de Estados Unidos hacia Latinoamérica, tras la salida de Donald Trump y la llegada de Joe Biden: Washington sigue muy activo en las conspiraciones de la región.  

En Ecuador están haciendo todo lo posible para que no haya segunda vuelta en las elecciones presidenciales y así impedir la victoria del candidato correísta, Andrés Arauz. De manera paralela, EEUU patrocina reuniones de lo más granado del extremismo ultraderechista de Venezuela para tratar de revitalizar sus ya fracasadas estrategias de cambio de régimen. Estos encuentros se realizan en Colombia, cuyos cuerpos de inteligencia han trabajado intensamente para comprar conciencias en el seno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, con miras a orquestar ataques contra armas e instalaciones estratégicas. 

Este es el panorama geopolítico analizado por Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea, durante el cual también pasó revista a las nuevas medidas coercitivas unilaterales decretadas por la Unión Europea contra funcionarios venezolanos. 

Activos en Colombia, contra Venezuela

Uno de los focos de actividad de EEUU está en Colombia, pero con la vista puesta en Venezuela. Un supuesto embajador de EEUU en Venezuela, pero que está en Colombia, James Story, convoca a Leopoldo López, Juan Guaidó, Julio Borges, Manuel Rosales y Carlos Vecchio, es decir, a la derecha abstencionista, golpista, magnicida, invasora que no se detiene en sus ansias de llegar a Miraflores como sea, a unas reuniones en un hotel de lujo en Bogotá.  

El presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, ha dado detalles de estas reuniones. Comunicó en su cuenta Twitter que varios de los mencionados se encuentran en el lujoso Marriot de Bogotá. En la agenda pautada pueden leerse los incentivos, es decir, los nuevos robos contra la República Bolivariana de Venezuela y los nuevos desvíos de fondos hacia sus cuentas personales. 

“Están hablando de una negociación integral exitosa. Hablan del papel de la sociedad civil y sobre el empleo de las vacunas del programa Covax como una forma de construir confianza. No les da pena. Ahora cuando ya llegó la vacuna rusa, tratan de manipular con las del programa Covax. Me indigna mucho esta situación. No han hecho nada bueno por el país durante la pandemia. Por el contrario, lo que hicieron fue contratar a una empresa de mercenarios para invadir a Venezuela mientras la gente estaba en cuarentena”. 

Explicó que Covax es el Fondo de Acceso Global para Vacunas de la Organización Mundial de la Salud, que Venezuela no puede utilizar porque el bloqueo financiero de EEUU y Europa impide que salde la deuda pendiente con ese organismo internacional. “Hay que recordar que Guaidó relativizó los muy bajos números de Venezuela en infectados y fallecidos. Ahora, con su cara bien lavada, sale a prometer unas vacunas. Los que han impedido que se use el oro depositado en Inglaterra para atender la emergencia sanitaria, ahora se están cayendo a whiskies en Bogotá y prometiendo supuestas vacunas”, expresó Pérez Pirela. 

En la reunión bogotana buscan replantear la estrategia de invocar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca y reimpulsar al Grupo de Lima. En otras palabras, insisten en la vía de la invasión extranjera a Venezuela. 

“Las preguntas que están tratando de responder son ¿cómo construir un movimiento de presión cívica política para poder negociar una transición desde un punto de fortaleza?, ¿cómo explicar la transición democrática?, ¿qué nos falta y cómo llegamos a ello? y ¿cuál es el papel de cada sector? –reseñó-. Están perdidos en las nebulosas. Hablan de construir un movimiento de presión cívica y resulta que Guaidó llamó a una marcha el 12 de febrero y no fue nadie. Ahora, bebiendo whisky, se hacen estas preguntas y planean más sanciones contra el pueblo y más desvío de dinero del pueblo a sus cuentas personales”. 

Deploró el presentador que un supuesto representante de EEUU esté en tales actividades mientras su país está llegando a medio millón de fallecidos y enfrenta una catastrófica situación en Texas, luego de las nevadas y los apagones. “Además, es una vergüenza que lo hagan desde Colombia, el país campeón en masacres a su propio pueblo, a sus jóvenes, a sus indígenas, a sus dirigentes sociales”, añadió. 

La Unión Europea: más de lo mismo

Pérez Pirela abordó también el punto de la conducta de la Unión Europea, que anunció una nueva lista de funcionarios venezolanos sometidos a medidas coercitivas unilaterales con argumentos sobre la democracia y los derechos humanos, mientras los países miembros viven una emergencia sanitaria colosal y la nación que lleva la voz cantante, España, anda encarcelando cantantes de rap y reprimiendo a manifestantes. 

“Con esos graves problemas allá en Europa, parece que no tiene mejor cosa que hacer que seguir sancionando a funcionarios de otros países, alegando que ‘socavan los derechos electorales de las oposiciones y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional’ –dijo, citando el documento de la UE-. Lo que quieren decir, en realidad, es que nosotros tenemos que hacer elecciones cuando ellos lo consideren convenientes, no sé a partir de qué criterios”.  

Según la UE, los referidos funcionarios habrían incurrido en graves violaciones de los derechos humanos y las garantías fundamentales. “Y esto lo declaran cuando en España un rapero es encarcelado por criticar la corrupción de un rey que está prófugo; lo declaran cuando España está haciendo grandes negocios con dictaduras de África y el Medio Oriente”. 

Las medidas coercitivas unilaterales son la concreción de una amenaza: si se realizaban las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, la UE emprendería nuevas represalias.  

Con este lote se eleva a 55 el número de venezolanos sancionados. Los afectados ahora son las siguientes personas: 

Comandante del CEOFAN, Remigio Ceballos 
Gobernador del Zulia, Omar Prieto 
Diputado opositor José Brito 
Diputado opositor Bernabé Gutiérrez 
Magistrado del TSJ Luis Fernando Damiani 
Magistrado del TSJ Calixto Ortega 
Magistrado del TSJ Lourdes Suárez 
Magistrado del TSJ René de Graves 
Magistrado del TSJ Arcadio Delgado 
Magistrada del TSJ Carmen Zuleta 
Presidenta del CNE, Indira Alfonzo 
Rectora del CNE Tania D’Amelio 
Rector del CNE Reinaldo Morales 
Director de la FAES, José Manuel Domínguez 
Director adjunto de la Digecim, Carlos Carvallo 
Fiscal general Militar, Jesús Vásquez 
Director de Investigación Penal y Criminalística de la Digecim, Carlos Terán 
Exviceministro de Relaciones Interiores y Justicia, Manuel Pérez Urdaneta 
Director del CICPC, Douglas Rico.

“Escuchaba a analistas decir que en la UE hay dos tipos de políticos: los que se quedaron pegados en la Guerra Fría y de ese modo tratan a Rusia, China, Irán, Cuba y Venezuela; y los más pragmáticos que se dan cuenta de los gravísimos problemas que tiene Europa y los de EEUU y saben que tienen que sentarse a negociar con todos esos países –expresó-. Además, hay una gran hipocresía porque el socio más importante de la UE es China. Igual que EEUU, que vive de la importación de productos chinos. Ahora avanzan en sanciones también contra Rusia, olvidando que el calorcito que pagan en invierno, bastante caro, por cierto, les viene de Rusia”. 

Denuncias graves

La ofensiva contra Venezuela no se limita a reuniones y nuevas “sanciones”. Siguen pasando cosas muy graves en el territorio venezolano desde el punto de vista de la desestabilización promovida por EEUU. Una de ellas es la captura del capitán Ronald Marrero (en situación de reserva activa), quien buscaba sustraer información confidencial de la plataforma estratégica de los aviones caza de combate Sukhoi. 

La detención fue comunicada por el ministro de Defensa, general en jefe Vladímir Padrino López. 

“Lo dijimos el jueves, cuando hablamos de las denuncias del mismo Padrino López, según las cuales más de 500 militares venezolanos habían sido contactados por el gobierno de Colombia con la intención de sobornarlos para obtener información estratégica sobre el armamento, equipos y planes de combate –recordó el presentador del programa-. Este capitán detenido recibía mil dólares semanales, cuatro mil dólares mensuales, para vender la seguridad de la nación. El dinero le era entregado por alias ‘Andrés’, miembro de la Dirección Nacional de Inteligencia de Colombia”. 

Clima de acuerdo en Venezuela

Pérez Pirela subrayó que mientras EEUU promueve reuniones con la extrema derecha en Bogotá; la UE insiste en la fallida ruta de las sanciones; y Colombia intenta comprar secretos militares venezolanos, en el país se consolida un clima de concertación, diálogo y búsqueda de salidas políticas y electorales a los problemas. 

“El gobierno bolivariano está llegando a acuerdos con Fedecámaras, la cúpula empresarial, que está en las antípodas ideológicas del gobierno, una prueba de que avanza una especie de proceso de concertación, de diálogo, de paz nacional. Los extremistas politiqueros que ya no logra sacar a las calles a nadie, están quedando aislados, no tienen poder de convocatoria de ningún tipo. Esa oposición violenta es muy mal vista. Lo único que les queda es pedirles a los gringos y europeos que sancionen, invadan, maten y los coloquen a ellos en el palacio de gobierno”, sostuvo. 

El sector empresarial propone eliminación del control cambiario; crear un sistema de transferencia de dólares y compensación interbancaria en divisas; habilitar pagos en moneda extranjera a través de tarjetas de débito, pago móvil y exprés para personas naturales y jurídicas; establecer un nuevo cono monetario; apertura de créditos en divisas para capital de trabajo; coordinación entre entes reguladores, BCV, actores públicos y privados del sistema financiero.  

“Si ponen a los empresarios a pedir, ellos piden, pero lo interesante es que están sentados en una mesa con el gobierno. Adicionalmente, se está eligiendo un nuevo Consejo Nacional Electoral y vienen elecciones de alcaldes y gobernadores. El gobierno se está reuniendo con todos los sectores, mientras los extremistas quedaron para brindis en hoteles en Bogotá, pero aquí no dan ni frío ni calor”, remató. 

Alerta institucional en Ecuador

El panorama de la injerencia estadounidense en América Latina se completa con lo que está ocurriendo en Ecuador.  

A juicio del filósofo y comunicador venezolano, será difícil que se lleve a cabo la segunda vuelta electoral, a pesar de los 12 puntos de diferencia a favor de Andrés Arauz.  

“Desgraciadamente, los EEUU siguen moviendo sus hilos para impedir la segunda vuelta. Yaku Pérez quedó fuera del juego electoral porque el CNE ya definió que los competidores del balotaje del 11 de abril serán Andrés Arauz (32,72%) y Guillermo Lasso (19,74%). Lasso superó por 32 mil 600 votos a Pérez. ¿Se irán a unir? Está por verse, pero lo cierto es que ambos se desgastaron mucho los dos y eso traerá consecuencias”. 

“En el primer anuncio del CNE, que en su momento tildamos de precipitado y que a nuestro juicio se hizo así adrede, era Pérez el que iba a segunda vuelta. Por eso, en los últimos días convocó marchas y movilizaciones para cantar fraude. No han tenido las dimensiones de las que se produjeron en 2010, cuando se intentó un golpe de Estado militar-policial contra Correa, pero se espera que lleguen los manifestantes en las próximas horas a Quito a protestar ante el CNE y exigir el recuento de votos”.  

Las autoridades de la ciudad desplegaron un plan disuasivo y preventivo para controlar cinco zonas periféricas. El jefe de la Policía Nacional dijo que evitarán que grupos infiltrados provoquen caos o destrucciones en la capital. “A confesión de parte, relevo de pruebas. Si ya la policía dijo esto, es porque será así. Se busca violencia para evitar la segunda vuelta. En eso participan EEUU y el gobierno del traidor Lenin Moreno”, advirtió. 

En los últimos días, la polémica ha ido en la dirección de la auditoría al sistema informático electoral que decidió realizar la Contraloría General. Según varios partidos políticos, esa acción violenta la autonomía del órgano rector de las elecciones, que es el CNE.  

Los resultados de la auditoría serán presentados en un máximo de 20 días.  

Unión por la Esperanza (UNES) y Creando Oportunidades (CREO), los dos partidos que irán a segunda vuelta, coincidieron en que es un atentado a la democracia 

Andrés Arauz (UNES), el candidato correísta, denunció en su cuenta Twitter que “buscan retirar el equipo informático para impedir la realización de la segunda vuelta. El pueblo ecuatoriano no permitirá este atentado contra su democracia. ¿Por qué han retirado la custodia policial al CNE?” 

Su contrincante en la segunda vuelta, Guillermo Lasso (CREO), alertó a la ciudadanía diciendo que “en las últimas horas se han producido hechos que deberían alarmar a todos quienes defendemos la democracia en Ecuador. Se ha retirado parcialmente el resguardo policial al CNE y han intervenido algunas autoridades ajenas al proceso” 

La Red de Observadores Electorales también repudió “el intento de la Fiscalía de Ecuador de modificar el calendario electoral que conduce el CNE con excusas tecnológicas”. 

“¿Será que este señor Moreno ya tiene preparado su plan con EEUU para quemar el CNE y todos sus archivos? Están haciendo todo lo posible para aplazar la segunda vuelta. No creo que lo logren ya a esta altura. La única manera de evitar un fraude es mediante una votación masiva, como ocurrió en Bolivia”, comentó Pérez Pirela. 

Según el contralor, Pablo Celi, la intención de la auditoría es dar seguimiento a las recomendaciones señaladas en una revisión anterior al sistema informático electoral, el 20 de agosto de 2020. 

El partido UNES demandó a la fiscal general, Diana Salazar y al contralor Celi por intromisión en temas electorales. 

Rafael Correa dijo que con su medida, el contralor busca detener el proceso electoral por temor a los juicios que deben ser abiertos en su contra por usurpación de funciones. 

Como conclusión general de esta emisión del programa, Pérez Pirela indicó que, tal como se había visto en otros países, la derecha, con el amparo de EEUU y la UE, trata siempre de boicotear las consultas electorales. 

“El mayor desafío en Ecuador es que les dejen seguir a una segunda vuelta. Esto concuerda con lo que hemos planteado en meses pasados en Bolivia y Venezuela: el reto de muchos países latinoamericanos con fuertes movimientos sociales y líderes sociales es que los dejen ir a elecciones. Lo que vimos en Bolivia, Venezuela, y lo que se observa ahora en Ecuador, es que las fuerzas conservadoras se empeñan en evitar que se den los procesos electorales. La derecha no se puede mantener en el poder, ni siquiera con gobiernos de facto. Solo puede tratar de todas las formas posibles de evitar elecciones, con el padrinazgo de EEUU y la UE. Son enemigos jurados de los procesos electorales, pero aparecen ante el mundo como grandes defensores de la democracia”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook