El canciller uruguayo, Francisco Bustillo, aseguró que el anunciado cierre de las negociaciones el Mercosur y la Unión Europea (UE) en 2019 respondió, al menos parcialmente, a la necesidad del gobierno del entonces presidente argentino, Mauricio Macri, de mostrar un logro relevante de cara a las elecciones presidenciales en las que aspiraba reelegirse, recoge el semanario Búsqueda.

En una nota de prensa de la Casa Rosada, fechada el 17 de julio de 2019, se sostiene que Bruselas y el Mercosur firmaron un acuerdo comercial el 30 de junio de ese año durante la presidencia pro témpore de Argentina.

Según Macri, el acuerdo, que caracterizó como el «fruto» de un «trabajo colectivo», permitiría «potenciar el comercio y las inversiones con el bloque económico más importante del mundo y que también es un socio principal de nuestros países» y prometió, asimismo, que impactaría «positivamente en la calidad de vida» de los habitantes del bloque de integración suramericano.

A contrapelo de estas aserciones, en su comparecencia frente a la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados, Bustillo señaló que las negociaciones entre los dos entes no son cosa del pasado, lo que llamó la atención del diputado opositor Daniel Caggiani. Por ello, en cuanto el canciller terminó su intervención, le solicitó detalles.

De acuerdo con el reporte de Búsqueda, el jefe diplomático explicó que aún quedaban «importantes temas abiertos», como el caso del etanol, cuya concreción no veía posible en el resto del año.

De otro lado, el presidente Luis Lacalle Pou ha declarado varias veces que el cierre del acuerdo con la Unión Europea es una de las prioridades de su política exterior, razón por la cual aspira que, tras dos décadas de intentos infructuosos, finalmente pueda cuajar.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook