El pasado jueves, tras haber sido declarada persona non grata por la Unión Europea (UE), la jefa de la misión de Venezuela ante el bloque comunitario, Claudia Salerno, expresó que realizó su labor con respeto y compromiso a la patria y reiteró que la dignidad de Venezuela no está a la venta.

Así lo manifestó a través de un trino en la red social Twitter, donde indicó que siempre defendió a Venezuela «con sobriedad y respeto» en las relaciones de nuestro país con la UE y agregó que «la independencia y la soberanía de nuestra Patria no se negocian».

«Soy una orgullosa hija de Simón Bolívar. He defendido a Venezuela manejando la relación con la Unión Europea con sobriedad y respeto. Pero la independencia y la soberanía de nuestra Patria no se negocian. Venezuela se respeta», publicó Salerno.

La expulsión de Salerno ocurrió un día después de que Venezuela hiciera lo propio con la embajadora europea Isabel Brilhante, en respuesta a las sanciones aprobadas por el bloque comunitario contra 19 funcionarios venezolanos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook