Este domingo se conocieron más datos sobre los montos que habría pagado el exabogado del líder del Centro Democrático a testigos. Por ejemplo, familiares del exparamilitar Carlos E. Vélez afirman que recibieron 40 millones de pesos (más de 11 mil dólares) por parte de Diego Cadena.

Pese a esto, el abogado de Álvaro Uribe ha dicho en varios momentos que dichos pagos solo se hicieron como ayudas humanitarias, y no como dádivas para intentar manipular testigos y que enlodaran en el proceso al senador Iván Cepeda.

De acuerdo con El Espectador, además de los 40 millones de pesos, se pagaron unas recargas para celular y otros montos más.

Por parte de los abogados se entregó un total de $40 millones, suma dada en cantidades pequeñas poco a poco, en consignaciones, giros, recargas”, declaró Ricardo Diosa, primo del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias ‘Víctor’.

Seguido, describe que Diego Cadena le realizó descargas de 50.000 pesos a un celular que él tenía con Vélez, y que fue el mismo alias ‘Víctor’ quien le explicó cómo recibir dinero de uno de los abogados de Álvaro Uribe.

“Diosa aseguró que el exparamilitar le entregó una tarjeta con un número al que debía llamar: era la tarjeta de presentación de Diego Cadena”, afirma El Espectador, que tuvo acceso a las declaraciones juradas que rindieron los familiares de Vélez antes la Fiscalía.

Uno de los pagos que le habría hecho Cadena a la familia Vélez se habría dado en marzo de 2019 por un monto de 10 millones de pesos. El encargado de entregar la plata sería un tercero, cuya identificación no se conoce aún.

Otro dinero lo habría recibido Carlos Fernando Vélez, hijo de ‘Víctor’, que asegura que la entrega la hizo el exabogado de su padre Samuel Sánchez Cañón.

El señor Samuel (Sánchez Cañón) me iba a consignar $5 millones y no tenía una cuenta en ningún banco para que me consignaran, entonces le pedí el favor a un amigo”, le dijo el hijo de Vélez al ente acusador, cita ese mismo medio.

Caso Álvaro Uribe se definiría pronto

La semana que viene se define si la Fiscalía acusará formalmente a Álvaro Uribe por unos delitos que le podrían dar hasta 12 años de cárcel o si el caso simplemente precluye.

Según informa El Tiempo, el fiscal del caso, Gabriel Jaimes, trabaja en las últimas audiencias de legalización de pruebas, incluidas las SIM cards de Juan Guillermo Monsalve, considerado el testigo estrella del caso.

Sobre la importancia de la decisión de esta semana se refirió el abogado de Monsalve, Miguel Ángel del Río, que aseguró en las últimas horas que Uribe y su defensor, el abogado Jaime Granados, están “aterrorizados”.

No han podido, jurídicamente, desacreditar las aseveraciones de Monsalve. Él ha mantenido la verdad y por eso hoy es un perseguido”, sostuvo Del Río, citado por El Tiempo.
 

Este último medio cierra diciendo que en caso de que el caso contra Álvaro Uribe precluya, solo deberá registrar un formato digital y queda libre de toda culpa. Lo contrario ocurriría si el fiscal Jaimes lo acusa, el caso tomará otro giro y se mantendrá vigente.

(Pulzo)

Comentarios Facebook