En total, 329 candidatos han sido propuestos para ese galardón en 2021; lista secreta incluiría postulantes como la OMS, Alexéi Navalni y Black Lives Matter.

Las peticiones, que se mantienen por debajo de la plusmarca de 376 registrada en 2016, conciernen a 234 personas y 95 organizaciones, señaló el Instituto Nobel.

Los nombres de los candidatos se mantienen bajo secreto durante por lo menos medio siglo, pero los patrocinadores de un candidato –parlamentarios, ministros de todas partes, exlaureados, algunos profesores universitarios–, sí pueden decir públicamente quién es su apadrinado.

Entre los candidatos más conocidos aspirantes al Premio Nobel de Paz se encuentran la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza de Vacunas (Gavi) y la Coalición para las innovaciones en la preparación para epidemias (Cepi), todas en primera fila en el combate contra el COVID-19, pandemia que asola al planeta desde hace ya un año.

También están en liza el expresidente estadounidense Donald Trump, su yerno, Jared Kushner, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el príncipe heredero de Emiratos, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, a quienes se les atribuye roles destacados en el avance de la paz en Oriente Medio, bregando por el acercamiento entre Israel y los países árabes.

Ser propuesto al premio no requiere ninguna condición especial, salvo que las candidaturas hayan sido presentadas antes del 31 de enero.

Otros candidatos conocidos son la OTAN, activistas prodemocracia en Hong Kong, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), una campaña para prohibir “robots asesinos” y el movimiento de los scouts.

El comité Nobel dará a conocer al galardonado el 8 de octubre.

En 2020 fue laureado el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la mayor organización humanitaria del mundo en el combate contra el hambre.

Donald Trump y Greta Thunberg

“Un anciano muy feliz”, trinó la activista ecologista sueca Greta Thunberg cuando Donald Trump abandonó la Casa Blanca, el pasado 6 de enero, comentario que obedece a una serie de cruces entre los dos personajes.

“Parece un anciano muy feliz, que desea descubrir un brillante y maravilloso futuro. ¡Qué agradable verlo!”, escribió la sueca de 18 años en su cuenta en Twitter, en un mensaje junto a una foto de Donald Trump en la escalerilla de su helicóptero, con aspecto sombrío, pocas horas antes de finalizar su mandato.

En septiembre de 2019, Donald Trump, absolutamente impermeable a los problemas climáticos, quien se burlaba frecuentemente de la joven activista, escribió un tuit sarcástico con las mismas palabras dirigido a Greta Thunberg.

Trump reaccionaba así al discurso de la joven en una cumbre de la ONU sobre el clima en Nueva York, donde la sueca enfrentó a los dirigentes mundiales en un discurso apasionado, acusándolos de haberle “robado sus sueños y su infancia”, con voz cargada de ira y conteniendo las lágrimas.

En respuesta al tuit de Donald Trump, Greta Thunberg luego modificó su biografía en Twitter, retomando casi literalmente las palabras del entonces presidente: “Una joven muy feliz, que desea descubrir un brillante y maravilloso futuro”.

(Pulzo)

Comentarios Facebook