El exsecretario ejecutivo de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús «Chúo» Torrealba expresó este lunes que tras cinco años de fracasos continuos de la oposición vinculada al extremismo, ahora personificado en la imagen de Juan Guaidó; este sector debe decirle «con seriedad» al país que el objetivo no es la salida violenta, ni el cese de la usurpación, sino la lucha democrática e ir a elecciones.

Entrevistado por el portal Noticiero Digital, Torrealba destacó que no hay tiempo para diatribas. «Hay que tratar de salir del debate sobre el tema electoral que tiene como base el pequeño charco de si se vota o no; del CNE bueno o malo; o si hay condiciones o no (…) Hay que ubicarse en las coordenadas fundamentales de la confrontación que se está dando que es dictadura o democracia», dijo el opositor.

En este sentido, Torrealba aseguró que, a diferencia de hace 20 años, la amenaza militarista no solo proviene del chavismo sino de factores de la oposición, y esto ha resultado en un fracaso. «Factores de oposición poco a poco se han ido desprendiendo de los valores y prácticas de la democracia -en algunos casos por desesperación y fragilidad en su compromiso-, y se han aferrado a una estrategia de corte militarista».

«Esto es patético porque es una opción militar sin militares. Por mucho tiempo se fantaseó con la idea de un quiebre o que le prestaran militares de otros países, un sin sentido. Es en base a esto que hay que evaluar retornar al uso del voto, rescatar la democracia, y eso se hace con instrumentos de la democracia y no del militarismo. Después de haber pasado cinco años intoxicados con la idea de una solución de fuerza con las protestas, como en 2014 a 2017, y con intervención extranjera en 2019 y 2020, es hora de retornar a la lucha democrática con el voto», agregó.

Cambiar la estrategia

Cuestionado sobre ¿Cómo pasar de exigir el cese de la usurpación a participar en elecciones?, Torrealba asegura que «esa es una pregunta clave».

«¿Cómo hacer para pasar de la inercia del mantra al cambio real?. En tiempos de crisis hay dos tipos de liderazgos: uno que dice lo que tiene que decir sin importar el costo, y otro liderazgo que le dice a la sociedad lo que cree que quieren oír y expresa ideas para sortear la opinión pública. En este caso son liderazgos populistas como Chávez y Maduro (de izquierda) y como Bolsonaro y Trump (de derecha). Venezuela debe elegir entre seguir el liderazgo demagogo, que siempre está diciendo que ‘la lucha es para ya’ y que ‘falta un poquitico pero que hay que poner el hombro para la siguiente iniciativa’; o elegir un liderazgo con una postura seria al estilo de Angela Merkel y decirle al país las cosas con mucha claridad», acotó.

Torrealba, enfatizó que los tiempos cambiaron y que por tal razón debe cambiar la estrategia. «El objetivo no es desalojar al sector opuesto sino construir un país donde vivamos todos, apegados a las reglas democráticas establecidas que le garanticen a los actores alternabilidad», agregó.

«Debemos evitar lo que ha hecho el populismo de derecha que han convertido en mala palabra a la convivencia o cohabitación», recalcó.

«¿O es que buscan un genocidio? Porque el 10% del país se define como chavista. ¿Los vamos a mandar a todos para Guantánamo? ¿Los vamos a fusilar? ¡No vale! El objetivo es que todos podamos progresar y vivir generando recursos, hace 20 años el chavismo decía que nos querían convertir en polvo cósmico y nosotros mandarlos a Guantánamo, pero ya sabemos que eso no es posible», subrayó Torrealba.

El exdirigente de la extinta MUD reconoció que esto no es algo que se logre «de un día para otro». «No podemos decir que esto mañana está resuelto. La sociedad venezolana debe hacerle un llamado de seriedad y decirle a la clase política opositora: no queremos sustituirlos, ni ocupar sus espacios, ni asumir sus roles, pero deben ejercer ustedes su rol con excelencia. Esto es lo que no han hecho ni el gobierno ni la oposición hasta ahora», reprochó.

Reinstitucionalizar la oposición venezolana

Al hacer referencia sobre la nueva propuesta de «plataforma unitaria» de la oposición, Torrealba considera que antes de volver a lanzar un grupo de ese tipo, primero hay que reinstitucionalizar a la oposición y poner las reglas del juego claras.

«A mí me parece indispensable que hablen e indispensable que establezcan reglas del juego para reinstitucionalizar la oposición venezolana. Es clave reinstitucionalizar, porque nosotros sabemos que el chavismo ha destruido o deteriorado la calidad democrática, pero debemos decir que la actual oposición destruyó la institucionalidad victoriosa que teníamos en el año 2015», dijo.

A su juicio, la oposición cometió un error al disolver la MUD. «Luego de la victoria del 6 de diciembre del 2015, cuando se ganó la AN, las autoridades de los partidos más importantes de ese entonces, resolvieron disolver, destruir la institucionalidad de la oposición para medrar del desorden porque sin institucionalidad, ellos podían actuar de manera discrecional y hacer lo que les dé la gana porque no había mecanismo institucional alguno para evaluar la actuación de la oposición», sostuvo.

Torrealba acotó que la nueva plataforma unitaria servirá para devolverle la institucionalidad a la oposición porque considera que «el país y la oposición ganarán mucho», pero «si es un mecanismo para que Guaidó, López, Ramos Allup y Manuel Rosales sigan haciendo lo que han hecho, podrían perder mucho y seguir haciendo lo que han hecho hasta ahora: fracasar».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook