Emma Coronel Aispuro, la esposa de Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo Guzmán, pasó de los reinados de belleza a prisión por su presunto vínculo con el narcotráfico en colaboración con su esposo. Es una de las tantas mujeres protagonistas del mundo de los cárteles: descubre sus historias.

La vida de Emma Coronel Aispuro cambió para siempre después de conocer a Joaquín Guzmán Loera, más conocido como el Chapo Guzmán, el máximo líder del cártel de Sinaloa, la organización criminal de narcotráfico más importante de México.

Se conocieron en 2006, cuando Coronel Aispuro tenía tan solo 17 años, y una prometedora carrera como modelo, que la llevaría a ser coronada reina local del café y de la guayaba por el Festival local de Café y Guayaba de Canelas, Durango, noroeste mexicano, al año siguiente.

Ahora, a sus 31 años, luego de formalizar su relación con el ya preso Chapo, la modelo de origen mexicano-estadounidense fue arrestada en Virginia, Estados Unidos, a fines de febrero, por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional, en colaboración con su esposo. Su condena podría ser una cadena perpetua.

Pero Coronel Aispuro está lejos de ser la única mujer vinculada al mundo del narcotráfico internacional. Otras muchas destacan en el escenario de estas organizaciones, y sus roles han sido determinantes para el negocio de los cárteles.

Griselda Blanco Restrepo: la Viuda Negra

Conocida como ‘la Viuda Negra’, o la ‘Madrina de la Cocaína’, Griselda Blanco Restrepo fue la cabecilla del cártel de Medellín, Colombia, durante la década de los setenta, y pionera del crimen organizado en Miami.

Según recoge el diario colombiano El Tiempo, Blanco Restrepo fue una de las impulsoras de la modalidad del sicariato dentro del narcotráfico, especialmente durante sus negocios en Miami. El apodo de Viuda Negra lo obtuvo por la homónima araña que, luego de copular con el macho lo mata y lo engulle: Blanco Restrepo amenazó de muerte a su primer marido para que se separaran, y se la acusa de haber asesinado al segundo y al tercero.

Fue protagonista de lo que se conoció en Miami durante los 70 y 80 como la Cocaine Cowboys Wars («Guerra de los vaqueros de la cocaína», en español), y en 1994 fue declarada como responsable del asesinato de los hermanos cubanos Alfredo y Grizel Lorenzo, y Johnny Castro.

Luego de 20 años presa, fue liberada en 2004 y deportada a Colombia. Fue asesinada en 2012 en Medellín por un motociclista que le profirió 10 disparos en la cabeza cuando salía de comprar carne en una carnicería.

Sandra Ávila Beltrán: la Reina del Pacífico

Sobrina del narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, jefe del cártel de Guadalajara y pionero del tráfico de marihuana en México, Sandra Ávila Beltrán, conocida también como la ‘Reina del Pacífico’, conoció desde su juventud el mundo del narcotráfico.

La Reina manejaba el traslado de inmensas cantidades de cocaína desde Colombia a Estados Unidos. En 2007, la DEA la capturó luego de incautar nueve toneladas de cocaína en una embarcación que le fue atribuida. Sin embargo, no fue condenada por narcotraficante, sino por financiar a una persona ligada a dicho negocio, motivo por el que estuvo presa hasta 2013.

En su declaración a las autoridades, aseguró que se dedicaba a la venta de ropa y bienes raíces. Aquí puedes ver un fragmento:

En la actualidad tiene 60 años y se encuentra en libertad.

Edina Arellano Félix

Otra mexicana que destacó en el narcotráfico es Edina Arellano Félix, quien junto a sus hermanos fue una de las cabecillas del cártel de Tijuana. Arellano Félix usó sus estudios en contabilidad para asesorar a sus hermanos en la actividad criminal.

Aunque su nombre comenzó a resonar luego de que sus hermanos fueran capturados, se cree que su protagonismo en el cártel es anterior, ya que era la encargada de las estrategias de lavar el dinero obtenido de forma ilegal.

Según la DEA, Arellano Félix es considerada la primera mujer en liderar una organización criminal en el mundo. Actualmente tiene 59 años y es prófuga de la justicia.

Marllory Dadiana Chacón Rossell: la Reina del Sur

La guatemalteca Marllory Dadiana Chacón Rossell fue hasta 2012 una de las principales intermediarias para el paso de cocaína de Centroamérica hacia Estados Unidos a través de los cárteles mexicanos, según las autoridades de EEUU.

Luego de que en 2010 fue grabada hablando acerca de los cargamentos de cocaína que manejaba, EEUU emitió una orden de captura con fines de extradición. La apodada ‘Reina del Sur’ se entregó a las autoridades en 2012. Fue condenada a 26 años de prisión pero logró un acuerdo para reducir su condena a 12 años.

Sin embargo, estuvo presa solo durante cinco años, y recuperó su libertad en 2019 tras pagar una fianza.

Ana Marie Hernández: la Muñeca

Ana Marie Hernández, o ‘La Muñeca’, es una narcotraficante mexicana que utilizó los contactos de su esposo, el agente aduanero Daniel Ledezma, para transportar cocaína de los cárteles de Tijuana y Sinaloa.

En 2015 fue capturada en México y extraditada a EEUU tres años después. Su sentencia es de 10 años de cárcel, que se encuentra cumpliendo en la actualidad.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook