El fiscal Gabriel Jaimes, encargado del caso del expresidente, presentó la solicitud ante un juez, antes de la audiencia programada para este viernes.

Jaimes determinó que no existen elementos suficientes para probar que Uribe cometió los delitos de los que fue señalado por los magistrados del alto tribunal. En ese sentido, decidió no acusarlo ni llamarlo a juicio sino pedir que se cierre el caso y dar por terminada la investigación.

Así se dio a conocer en un comunicado de la Fiscalía, publicado a continuación, en el que se señala que sí considera que hubo delitos en el caso de falsos testigos, pero que no se le pueden atribuir a Álvaro Uribe.

No obstante, las víctimas, entre las que está Cepeda, pueden oponerse y presentar un recurso de apelación. Entre las partes afectadas en el proceso también está el exfiscal Eduardo Montealegre y su entonces vicefiscal Jorge Perdomo.

Anticipándose a esta decisión, el senador había conversado con El País, de España, sobre la argumentación que esperaba del fiscal Jaimes: “Un escrito plagado de afirmaciones grandilocuentes que no tienen ningún sustento probatorio, y que en la práctica son una manera de encubrir el hecho de que él ha desviado la investigación, ha menospreciado y se ha abstraído de lo hecho por la Corte Suprema de Justicia, de las miles de pruebas que hay en el expediente y que fueron claramente sustentadas por la Corte en un escrito de más de 1.500 páginas cuando dio la orden de privar de la libertad a Uribe”.

(Pulzo)

Comentarios Facebook