La joven Maikelis Daniela Morales Pérez, de 22 años, fue presuntamente asesinada por su expareja, Daniel José Martínez Flores, de un hachazo en la cabeza. Así lo reveló el examen forense realizado el pasado miércoles —3 de marzo— a la osamenta encontrada en una parcela en el estado Portuguesa.

El cuerpo de Morales Pérez fue hallado esta semana enterrado en el patio de su casa, luego de que su expareja confesara a los funcionarios policiales que la había sepultado en el terreno donde ambos vivían, ubicado en el sector Negro Hopilita, caserío El Chigüire, jurisdicción del municipio Ospino, de esta entidad llanera.

“Fue una herida en la región occipital producida por un objeto contuso cortante, presumiblemente con un hacha”, aseguró a medios de comunicación una fuente ligada a la investigación del caso. El golpe recibido le causó una fractura craneal que derivó en una hemorragia cerebral, hecho que le ocasionó la muerte.

Asimismo, la fuente policial detalló que aunque el presunto homicida confesó el crimen, serán enviadas al laboratorio de criminalística del Cicpc-Caracas muestras de los restos óseos hallados en el lugar precisado por Martínez Flores a fin de determinar —a través de antropología forense— otras características como raza, edad de la osamenta, estatura y data de muerte.

También se indicó que como parte de la investigación se hará un análisis de ADN comparativo con la familia, con el fin de lograr la identificación total y que no haya dudas de que los restos pertenecen a Morales Pérez. Esta joven estuvo desaparecida desde el 22 de septiembre de 2020, y producto de su feminicidio una niña de 4 años de edad quedó huérfana.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook