A más de tres meses de la muerte de Diego Armando Maradona, la jueza civil y comercial de La Plata, Luciana Tedesco del Rivero, determinó este viernes que los cinco hijos reconocidos del diez son los únicos herederos en la sucesión de sus bienes.  

Dalma, Gianinna, Jana, Dieguito Fernando y Diego Junior son los sucesores oficiales, conforme a la documentación que consta en el expediente. La jueza dio por acreditado el nacimiento de cada uno de los hijos de Maradona producto de distintas relaciones amorosas a lo largo de su vida, como los casos de Claudia Villafañe y Verónica Ojeda.  

Si bien está hecha la declaratoria de herederos, fuentes oficiales informaron que la misma puede ampliarse en caso de que alguna persona se presente como hijo de Maradona, cuestión que deberá probarse.   

Esto ocurrió antes de la declaración de herederos, cuando una joven afirmó ser la hija del fallecido futbolista. Aunque todavía no se comprobó ese vínculo, en caso de confirmarse se ampliará como beneficiaria.  

«Declaratoria de herederos de Diego Maradona, una etapa terminada, y que le da derecho a Dieguito a salir a recuperar lo que le robaron a Diego», publicó Verónica Ojeda en su cuenta de Instagram.  

A partir de esta definición, se cerró una primera etapa, mientras sigue vigente la denuncia contra el abogado Matías Morla, quien fuera administrador y apoderado del astro futbolístico.   

Días atrás, Dalma y Gianinna Maradona pidieron que Morla informe sobre el contrato que lo unía con el exfutbolista, sus honorarios, qué tipo de tareas realizaba, cuánto y por qué servicio se le abonaba al entorno que convivió los últimos años, entre ellos su hermana Vanesa Morla, su cuñado Christian Pomargo y otros que formaban parte de la vida diaria.  

Asimismo, reclamaron que informe la totalidad de las facturas por servicios profesionales efectuados a Maradona, desde el año 2014 hasta el momento de su muerte, «a fin de corroborar tipo de tareas y trabajos profesionales realizados y evaluar así si quedaría pendiente algún pago por servicios profesionales u honorarios que hubiera realizado».  

El pedido de las hijas es también para que fundamente el por qué de la donación de varias propiedades y dinero en efectivo que hizo en vida el exjugador, algunas de las cuales fueron a su expareja Rocío Oliva.  

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía producto de una descompensación cardíaca. El hecho ocurrió en una casa del barrio privado San Andrés, en Tigre, donde transitaba una internación domiciliaria que está bajo investigación.  

Los siete profesionales de la salud imputados en la causa por un posible «homicidio culposo» son el neurocirujano Leopoldo Luque (39); la psiquiatra Agustina Cosachov (35); el psicólogo Carlos Daniel «Charly» Díaz (29); los enfermeros Dahiana Gisela Madrid (36) y Ricardo Omar Almirón (37); la médica coordinadora Nancy Forlini (52); y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni (40).  

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada» y descubrieron en su corazón una «miocardiopatía dilatada».  

(Página 12) 

Comentarios Facebook