El secretario ejecutivo del Consejo General de Policía (CGP) del Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Pablo Fernández, reconoció que dentro de las instituciones policiales venezolanas hay quienes practican el cobro indebido, conocido popularmente como «matraqueo».

Sin embargo, dejó en claro que la razón es mucho más profunda y tiene que ver –en gran medida- con la “economía de sobrevivencia” a la que han llevado las sanciones criminales a gran parte de la población venezolana.

“En esta profunda situación en que nos encontramos, el agravamiento que trajeron las sanciones y el bloqueo, que nos lleva a una situación de economía de sobrevivencia para grandísimos sectores de la población, puede generar que desde la necesidad humana, aunque con esto no justifico la mala práctica, haya quienes se vean tentados a buscar una posibilidad de conseguir un ingreso adicional valiéndose de su condición. No es solamente el policía quien lo hace. Lo encontramos en todos los extractos de la sociedad. Dentro de las instituciones y fuera de las instituciones”, declaró en entrevista con el periodista de LaIguana.TV, Clodovaldo Hernández.

Aseguró que desde el Ministerio trabajan para minimizar este fenómeno. Porque reconoce que existe, existió y “me atrevo a decir que seguirá existiendo”, dijo.

Invitó a la ciudadanía a hacer las debidas denuncias, sustentadas, a fin de que desde su despacho se puedan poner en marcha las debidas acciones a fin de aplicar medidas disciplinarias y/o destituciones.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook