El Senado de Estados Unidos aprobó este sábado un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares para aliviar la devastación económica provocada por la pandemia, lo que supone la primera victoria legislativa del presidente estadounidense, Joe Biden. El paquete de rescate, el tercero aprobado en Estados Unidos desde que comenzó la pandemia hace un año, incluye nuevos pagos directos de 1.400 dólares a los contribuyentes que tengan ingresos inferiores a los 80.000 dólares anuales, además de fondos para Gobiernos locales y estatales, vacunas y reapertura de escuelas.

Por 50 votos a favor y 49 en contra, el Senado dio luz verde por un estrechísimo margen al llamado Plan de Rescate Estadounidense, que la Cámara de Representantes ya aprobó hace una semana. «Este proyecto de ley dará más ayuda a más gente que nada que haya hecho el Gobierno federal durante décadas», celebró antes de la votación el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer. «Quiero que el pueblo americano sea que vamos a superar esto y que, pronto, nuestros negocios reabrirán, nuestra economía reabrirá y nuestra vida reabrirá», añadió después.

La oposición republicana, en cambio, criticó este rescate como «excesivamente costoso» y opinó que era demasiado pronto para aprobarlo, dado que se están desembolsando aún los fondos del plan de estímulo impulsado en diciembre. «El Senado nunca se ha gastado casi dos billones de dólares de una forma más aleatoria», se quejó el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell.

El proyecto de ley deberá superar ahora una votación final en la Cámara de Representantes para aprobar los cambios que se han hecho en el Senado y después se enviará a la Casa Blanca para que Biden lo firme. Según el propio Schumer vaticinó, antes del 14 de marzo.

(Agencias)

 

Comentarios Facebook