Funcionarios paraguayos ejecutaron una operación mediática con la que se pretende responsabilizar a Venezuela de enviar a un agente de inteligencia para organizar, en contubernio con organizaciones políticas de izquierda, hoy en la oposición, las protestas contra el deficiente manejo de la pandemia que ha exhibido el gobierno derechista de Mario Abdo Benítez.

El portal de periodismo de datos abiertos La Tabla destaca que el ministro del Interior de Paraguay, Arnaldo Giuzzio, se encargó de anunciar la falsa especie y dejó que influencers afines al gobierno la difundieran, sin que se haya ofrecido, hasta el momento, ninguna aclaratoria o desmentido.

Según esta fuente, dos funcionarios venezolanos visitaron Asunción los días 4 y 5 de marzo, pero lo hicieron para realizar una inspección de la empresa Fluvialba, una filial de PDVSA Argentina.

Se precisa que la reunión con el personal de la compañía tuvo lugar la mañana del 5 de marzo y esa misma noche, los dos se encontraban de regreso en la ciudad de Buenos Aires.

El medio venezolano explica que Fluvialba es una empresa mixta fundada por el presidente Hugo Chávez en 2009, con el propósito de transportar alimentos e hidrocarburos «a través de la hidrovía que conecta a Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia». Surgió de la alianza entre Fluviomar, de capital argentino y Albanave, adscrita a PDVSA.

Un vocero de alto nivel cuyo nombre no fue divulgado, aseguró a La Tabla que Fluvialba «está en proceso de reflote y de reactivación». A ese respecto, precisó que la compañía «mantiene un mínimo de operaciones de 20%», razón por la cual se trabaja en su «reactivación total».

De otro lado, en la pesquisa periodística se recuerda que hace algunas semanas, salieron a la luz los tratos dolosos que pretendieron suscribir miembros del gobierno paraguayo con pseudofuncionarios ligados a Juan Guaidó.

El objetivo de Paraguay era «reducir» ilegalmente la deuda de Petropar con el Estado venezolano y el de Guaidó, conseguir efectivo para financiar su agenda sediciosa. El personaje que fungió como mediador en este acuerdo no consumado, es un abogado argentino que forma parte del equipo legal de un tío del presidente Mario Abdo Benítez.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook