En marzo de 2020, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, recibió una insólita propuesta durante una visita a la ciudad de Ivánovo: una joven le pidió casarse con ella. Así es cómo cambió la vida de esta mujer tras su declaración de amor al mandatario.

«Cásese conmigo», le dijo en voz alta Yulia Shilova en medio de una muchedumbre, antes de acercarse a Putin, en aquella ocasión.

​Putin, en un principio algo desconcertado, intercambió un par de frases con la joven y luego esta le dio las gracias. Posteriormente, se supo que la ciudadana de Ivánovo le entregó al jefe de Estado dos fotografías suyas en las que indicó su número de teléfono e información acerca de sí misma.

En un acto público el día del incidente, el presidente narró lo que le había pasado y bromeó que la muchacha probablemente se haría famosa en toda Rusia.

Un año más tarde, Shilova contó al canal Rossiya 1 qué le sucedió después de proponerle matrimonio a Putin. La joven calificó al presidente como un hombre «decidido y fuerte» y dijo que lo admira desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, el presidente ruso no correspondió al amor de la muchacha.

«Desafortunadamente, no me llamó», reveló Shilova.

Asimismo, agregó que después de su propuesta al presidente, le surgieron muchos fans, pero ninguno de ellos pudo conquistar su corazón.

Putin, de 68 años, anunció en junio de 2013 que se divorciaba de su esposa Liudmila tras 30 años de matrimonio.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook