Aparecen las fotos de los vagones blindados VWXX-800 diseñados para transportar material nuclear para la Marina estadounidense.  

Los carros fueron construidos por Vigor Works LLC en virtud de un contrato con el Pentágono. El primer vagón del nuevo tipo se entregará a finales de 2021 y se utilizará para el Programa de Energía Nuclear Naval (NNPP). 

«La serie de vagones VWXX-800 está siendo construida, equipada y certificada por Vigor Works LLC bajo contrato con el Gobierno de Estados Unidos y se utilizará como vehículo de escolta por el Programa de Propulsión Nuclear Naval para apoyar el combustible nuclear gastado y otros envíos de seguridad nacional», dijo un portavoz de NNPP al medio The Drive.

Los nuevos trenes blindados sustituirán a los viejos vagones de la NNPP en los ferrocarriles, cuya vida útil está llegando a su fin. 

La propulsión nuclear se utiliza en los buques de guerra más importantes de Estados Unidos, sus portaviones y submarinos. Los vagones transportarán el combustible para los portaviones y submarinos de propulsión nuclear: tanto el nuevo como el gastado. 

El vehículo blindado VWXX-800 está diseñado para proteger la carga estratégica. 

Según las fotos, tiene una configuración típica de vagón de cola, en general, con una cúpula en la parte superior y puertas de acceso en la parte delantera y trasera. También hay lo que puede ser una gran puerta al menos en un lado del vagón, que podría permitir al personal de su interior desembarcar rápidamente en caso de emergencia o algún otro tipo de contingencia. 

No hay ventanas tradicionales, sin embargo, hay 10 ventanas con puertos de disparo en la cúpula, dos en la parte delantera y trasera y seis en cada lado, que permiten disparar en todas direcciones.  

«Las personas que escoltan los envíos de la Armada son funcionarios federales, proporcionan vigilancia constante y actúan como primeros intervinientes en caso de que se produzca un problema con el transporte», reveló el portavoz de NNPP. 

También hay faros montados en los laterales del vagón. Según la base de datos ferroviaria, el vagón mide unos 33 metros de largo, 3,5 metros de ancho y 5 metros de alto. El peso es de unas 60 toneladas. 

Los nuevos vagones están pintados de azul, mientras que antes los trenes para el transporte de materiales nucleares eran blancos. Tal vez se trate de un intento de confundir a los activistas ecologistas que regularmente hacen piquetes contra los trenes nucleares. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook