Durante el Balance del Ejercicio Militar “Escudo Bolivariano Comandante Supremo Hugo Chávez Frías 2021”, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, recordó que este 9 de marzo se cumplen 6 años del decreto de Barack Obama, que declara a Venezuela como una amenaza contra los gringos.

“Venezuela lo que quiere es vivir en paz, en libertad, en democracia en el estado de derecho, de justicia que nos hemos dado los venezolanos de manera libre y soberana. Venezuela lo que quiere es la recuperación verdadera de su economía, la recuperación del estado de bienestar social de las misiones y grandes misiones construido y que ha sido vulnerado, tiroteado por las criminales sanciones del imperio norteamericano contra el país, crueles, criminales, ilegales, unilaterales, llamadas internacionalmente las medidas coercitivas unilaterales y llamadas por nosotros las sanciones criminales, crueles y asesinas del imperio norteamericano”, manifestó el Presidente.

“Un día como hoy, lo recuerdo clarito recibí una llamada de la canciller Delcy Rodríguez, diciéndome que había una noticia de que Obama había declarado a Venezuela amenaza a la seguridad de Estados Unidos y que había firmado un decreto presidencial, lo primero que me vino a la mente decirle fue: eso no debe ser así, averigua bien porque siempre hay mucha especulación. ¿A cuenta de qué de repente viene Obama a firmar un decreto así? ¿A cuenta de qué? ¿estamos en combate o en conflicto?, expresó el jefe de estado.

Al respecto, destacó: “Ese decreto recibió el repudio del mundo, un mes después por allá entre el 10, 11 de abril nos vimos en la Cumbre de las Américas en Panamá, yo llevé 10 millones de firmas del pueblo de Venezuela para demostrarle a Obama el repudio nacional a ese decreto, diciendo Venezuela no es amenaza, Venezuela es esperanza de paz y de humanidad”.

El jefe de estado venezolano agregó que en reunión con Obama, el mandatario norteamericano aceptó que había sido un error haber firmado el decreto contra Venezuela: “Obama me dijo a mí, fue un error haber firmado ese decreto”.

El 9 de marzo de 2015 Obama firmó una orden ejecutiva en la que declaró una «emergencia nacional» y una amenaza «inusual y extraordinaria» a la seguridad nacional y a la política exterior a Venezuela.

Luego de su investidura en enero, el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, siguiendo con la política de agresión en contra de Venezuela, situó de nuevo a la nación bolivariana en la agenda de la Casa Blanca, tras firmar el pasado miércoles 3 de marzo la extensión del decreto.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook