Un Porsche 911 convertible de 1992 que perteneció a Diego Maradona durante su periodo como jugador del Sevilla F.C. fue subastado este miércoles en París por 574.700 dólares, lo que superó su estimación inicial de entre 178.000 y 237.000 dólares.

La empresa de subastas Bonhams informó en un comunicado que el ícono del fútbol recibió el auto, nuevo, en noviembre de 1992 en Sevilla, y que lo utilizaba para desplazarse desde su casa, alquilada al célebre torero español Juan Antonio Ruiz, “Espartaco”, hasta el estadio donde se entrenaba con el equipo dirigido por Carlos Bilardo.

Con este Porsche, “Maradona demostró que su pie derecho era tan potente sobre el acelerador como su pie izquierdo con el balón, puesto que fue detenido al volante, tras haberse saltado un semáforo y por conducir a 180 km/h en el centro de la ciudad”, agregó la casa Bonhams.

Maradona, que falleció en noviembre pasado a los 60 años, dejó el equipo del Sevilla en 1993. El Porsche fue vendido entonces a un habitante de la isla española de Mallorca, que lo conservó durante 20 años, antes de pasar por las manos de varios coleccionistas franceses.

El propietario actual del Porsche lo recibió en un estado “bien conservado” con un recorrido de 120.000 km.

(Página 12)

Comentarios Facebook