Cómo la fractura del Estado colombiano tiene repercusiones que afectan el ambiente y la biodiversidad en ese país, fue el tema analizado por el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa multimedios Desde Donde Sea.

A este respecto cuestionó la reciente campaña Artemisa, llevada adelante por el Gobierno de Iván Duque contra la deforestación, pero que a juicio del analista político sigue sin dar golpes contundentes contra los “grandes financiadores y determinadores de la tala en Colombia”, pues el gobierno no tiene beligerancia ni poder sobre grandísimas extensiones de territorio de la nación, ya que es una nación que se divide en tres Estados.

“Como lo he dicho en varios programas y en libros que he publicado, Colombia es una nación, pero dividida en tres Estados: el Estado burgués, mal llevado por Duque; el Estado paramilitar, fundado por la oligarquía colombiana; y el Estado guerrillero, cada vez más debilitado por los cantos de sirena del expresidente Santos, que los desmovilizó para su exterminio”, recalcó Pérez Pirela.

Citando cifras del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) del país neogranadino, los departamentos más críticos por su deforestación son Meta, Guaviare y Caquetá, al registrarse un incremento del 82,8% de la tala: de 35 mil  hectáreas en el primer trimestre de 2019 a 64 mil en los mismos meses de 2020.

Ante lo cual, la respuesta de Duque ha sido el despliegue militar de 10 batallones de alta montaña y 5 de selva, en zonas donde la deforestación está desbordada, sin embargo, estas iniciativas se desarrollan a espaldas de los campesinos de esas comunidades, por lo que no confían en su efectividad.

De acuerdo con datos del IDEAM, esta “sabanización” de los bosques amenaza la supervivencia de más de 200 especies de animales: “En el trópico, si tomamos 7 kilómetros cuadrados, habrá más biodiversidad que en un país como Alemania”, advirtió Pérez Pirela para tener una idea del ecocidio en desarrollo.

“En el llamado primer mundo, en pleno siglo XXI, Francia está talando robles centenarios para restaurar la catedral de Notre Dame”, indicó el filósofo para demostrar que no se trata de un problema exclusivo de América Latina.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook