A propósito del crecimiento de las extremas derechas en el mundo, representada en personajes como Donald Trump, Jair Bolsonaro o el partido español Vox, Miguel Ángel Pérez Pirela compartió con la audiencia de su programa Desde Donde Sea algunas reflexiones del historiador italiano Steven Forti, quien sostiene que no es posible catalogarlas como fascistas o neofascistas.

Si bien Pérez Pirela estima que esas derechas sí tienen rasgos fascistas, Forti destaca que «su protagonismo político y mediático, sí que ha alentado el resurgimiento de grupos radicales que, hasta hace poco, se creían reducidos».

De allí que el pensador italiano indique: «si en el clima general, la extrema derecha tiene más peso electoral, mediático, público, evidentemente que esos sectores más radicales, directamente neonazis, se sienten más apoyados y envalentonados para hacer declaraciones públicas como las que hemos visto recientemente en Madrid».

En el caso específico de España, apuntó el comunicador venezolano, Vox, un partido franquista y fascista, en este momento es la tercera fuerza política. «Poco a poco ha ganado espacios en territorios clave, como ocurrió recientemente en el parlamento catalán» y, adicionalmente, «se mantiene como el único partido que sube en las encuestas».

«Esto, evidentemente, tiene fundamentos en una protección del Estado español a corrientes de extrema derecha neofascistas», explicó. A su juicio, esta protección ha ocasionado que España esté atravesando una crisis multiforme, de la que se ha valido el discurso ultraconservador para avanzar.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook