La Agencia Italiana del Fármaco (AIFA) y el regulador sanitario francés HAS avalan el uso de la vacuna AstraZeneca contra el coronavirus pese a las decenas de casos de trombos registrados en Europa. 

«El comité de la AIFA ratificó el uso de la vacuna de AstraZeneca y la Agencia levantó hace poco la prohibición«, comunicó Magrini. 

Según precisó, «los beneficios de la vacuna superan con creces los riesgos, el fármaco es seguro y eficaz para cualquier categoría de edad. No se asocia con un aumento del riesgo tromboembólico, ni hay problemas con algunos lotes». 

En cuanto a los casos de trombosis observados en algunos pacientes que se sometieron al fármaco, Magrini aseguró que «la relación causal no se ha demostrado, pero no hay que relajar la atención». 

Por su parte, Francia también recomendó reanudar la inmunización con la vacuna de AstraZeneca, según informó el ministro de Sanidad galo, Olivier Véran. 

«HAS da luz verde a la continuación del uso de la vacuna de AstraZeneca para mayores de 55 años», señaló el titular francés en su cuenta de Twitter. 

Además, este 19 de marzo el primer ministro de Francia, Jean Castex, se vacunó con el fármaco de AstraZeneca. 

Castex recibió la inyección en un hospital militar de la ciudad francesa de Saint Mandé, en la región de París. El proceso fue transmitido por la cadena de televisión BFMTV. 

Castex se pronunció antes a favor de vacunarse con ese medicamento para mostrar que se puede confiar en el fármaco. 

Según una encuesta efectuada por el instituto demoscópico Elabe entre el 15 y el 16 de marzo, solo el 20% de los franceses confía en la vacuna de AstraZeneca. 

Desde la semana pasada diferentes países, en su mayoría europeos, suspendieron el uso de la vacuna británica tras el deceso de personas inoculadas con ese compuesto que es elaborado a base de un virus del chimpancé. 

Francia paralizó el 15 de marzo la vacunación con la sustancia de AstraZeneca. 

Este 18 de marzo la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) también concluyó que el uso de la vacuna AstraZeneca no está asociado a un incremento del riesgo de sufrir episodios tromboembólicos e indicó que es un fármaco «seguro y eficaz que protege a las personas del COVID-19». 

A su vez, la Organización Mundial de la Salud aseveró el 17 de marzo que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan los riesgos y recomendó continuar la administración de ese fármaco. 

(Sputnik) 

 

 

 

 

Comentarios Facebook