Los parisinos salen a las calles de la capital francesa para protestar contra el racismo y la brutalidad policial. Sus demandas van desde la creación de una entidad independiente para supervisar el uso de la fuerza por parte de la Policía hasta la reparación para los familiares de los fallecidos bajo custodia policial. 

La protesta ha sido organizada por varios grupos activistas con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Brutalidad Policial el 15 de marzo y el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial el 21 de marzo. 

Uno de los principales organizadores es Assa Traoré, cuyo hermano Adama, de 24 años, falleció mientras se encontraba en custodia policial en el 2016 tras haber sido detenido por un agente de Policía que quería verificar su identidad. Según los datos, el joven intentó escapar porque no llevaba documentos consigo. 

Un examen médico del 2018 reveló que Adama Traoré murió por asfixia después de que los agentes lo inmovilizasen en el suelo durante su arresto. Según otro informe, la causa principal de la muerte del joven francés de origen africano fue un «golpe térmico». Los policías involucrados aún no han sido investigados. 

En este enlace puede ver cómo transcurren las protestas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook