Un grupo de científicos brasileños detectó, por primera vez, la presencia del coronavirus en las encías de algunos pacientes fallecidos como consecuencia del covid-19, informan este jueves fuentes académicas.

El descubrimiento es fruto de un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (USP) y fue publicado en la revista «Journal of Oral Microbiology».

«La presencia del SARS-CoV-2 en el tejido periodontal puede ser uno de los factores que contribuyen a la presencia de ese virus en la saliva de pacientes infectados», indica Bruno Matuck, uno de los autores de la investigación, apoyada por la Fundación de Amparo a la Pesquisa del Estado de Sao Paulo (Fapesp).

Otros virus ya habían sido identificados con anterioridad en el tejido de las encías, como el del herpes simple, el Epstein-Barr o el citomegalovirus.

Sobre esa base, los científicos brasileños han planteado la hipótesis de que el coronavirus, por su alto nivel de infección en comparación con otros patógenos respiratorios, pudiera reproducirse en la cavidad bucal y así aparecer en la saliva.

Para comprobarlo, tomaron muestras de las glándulas salivales, las encías y el tracto respiratorio superior, así como de las papilas gustativas, de siete pacientes que fallecieron por complicaciones relacionadas con la covid-19.

Los análisis clínicos constataron la presencia del SARS-CoV-2 en el tejido periodontal de cinco de las siete víctimas, en algunos casos hasta 24 días después de manifestar los primeros síntomas de la enfermedad.

No obstante, el estudio subraya que la presencia del virus en la saliva por un largo periodo «no significa que las partículas del ARN viral sean infecciosas por todo ese tiempo».

Por otro lado, la detección del nuevo coronavirus en las encías también corrobora, según el reporte, que la inflación de ese tejido (periodontitis) aumenta el riesgo de desarrollar un cuadro grave de la covid-19.

El país está al borde del colapso sanitario nacional y algunas regiones sufren con la falta de oxígeno y medicamentos, como sedativos o bloqueadores neuromusculares, que son de vital importancia para los enfermos más graves de covid-19.

(EFE)

 

Comentarios Facebook