El subdirector del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), el doctor Alexander Briceño, explicó que la nueva variante brasileña P.1 del virus SARS-CoV-2 tiene una superior viabilidad para infectar las células, por lo tanto, “implica un mejor reconocimiento de las proteínas del virus con respecto a unos receptores que contienen las células que se denominan ACE2. Esa mayor afinidad hace ahora que la transmisibilidad sea mayor en comparación con las variantes que vienen circulando inicialmente”.

El especialista indicó durante una entrevista para el portal LaIguana.TV que, es normal que los virus presenten una alta tasa de mutación, porque “estas a veces generan un comportamiento distinto en el virus y en las enfermedades. Algunas de estas mutaciones están asociadas a la forma de transmisión de la enfermedad  y a la aparición, incluso, de nuevos síntomas o más severos como es el caso en estos momentos de las variantes como las brasileñas”.

Los científicos “calculan que esta transmisibilidad está multiplicada por un factor de 2 0 2.5, eso significa que ahora un paciente puede contagiar rápidamente a 2 o 2.5 personas que estén a su alrededor”, refirió el galeno.

Señaló que otra característica que posee esta variante, es que integra una elevada carga viral a los pacientes por esta “misma afinidad con esos receptores de las células, esa carga viral ahora los síntomas pueden ser más severos”.

Además comentó que el desarrollo de la enfermedad “puede ocurrir en periodos de tiempos más cortos, más agresivo y eso se está mostrando en el incremento del porcentaje de la letalidad de la nueva variante que, tiene que ver con el aumento en el número de fallecidos que se ha visto a nivel mundial con estas variantes”, puntualizó el doctor. 

Informó que el estudio de estas nuevas variantes se realiza en Venezuela y es parte de un proyecto estratégico que se lleva a cabo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en colaboración con el Instituto Nacional de Higiene, el Instituto de Estudios Avanzados, entre otros.

Recordó que previo a la aparición de los primeros casos del Sars-Cov2 en el territorio nacional se hacía un seguimiento y una evaluación a la entrada de la variante de Wuhan proveniente de China. “Este es un monitoreo constante que se hace cada vez que hay noticias de la aparición de  nuevas variantes en la región o en otras latitudes”.  

Prosiguió: “En ese sentido, observando el comportamiento que presentaba Brasil se viene haciendo seguimiento desde hace unos meses para estar atentos ante esta nueva variante que comienza a circular en el país desde marzo. Probablemente hay que recordar que hay un rezago desde el momento de la identificación y cuando entra esa variante a Venezuela”.

Briceño destacó que indudablemente a la fecha el método que ha demostrado una mejor eficacia para frenar los contagios son las normas de bioseguridad: el adecuado uso del tapabocas, el frecuente lavado manos, el distanciamiento físico, evitar aglomeraciones y celebraciones en familias, este último es una de las formas  más habituales de contagios.

Afirmó que es posible que puedan aparecer nuevas mutaciones. “Esa es una condición natural de los virus y está muy relacionada con los focos de infección de manera extensiva en el tiempo. En este caso está muy correlacionada con esos países que tienen una alta tasa de contagiados, de hecho, las variantes han surgido en esos países donde el número los contagios son muy altos estamos hablando de Brasil, Inglaterra, Estados Unidos y algunos de otros países donde se ha disparado esa  cantidad de contagios y en la medida que el virus se va multiplicando hay una mayor posibilidad de que ocurra alguna mutación”.

Mencionó que recientemente se detectó otra variante en la India, la cual muestra una doble mutación, lo que conlleva a  que se complique el panorama. “Es muy preocupante porque estas nuevas variantes son clasificadas como ‘variantes de preocupación’ porque tienen varias características —como ya mencionamos— un mayor grado de transmisibilidad, además del incremento de la letalidad  que ahora no es tan selectivo como las variantes iniciales”.

Por lo descrito anteriormente, detalló que “en el caso de las variantes originales se presentaba un mayor contagio en hombres que en mujeres y niños. En la actualidad y ahora por esa selectividad mayor por los receptores ACE2 hace que casi todos tengan la misma probabilidad de contagiar en los últimos días”.

Añadió que otra preocupación que se suma, es que anteriormente la población vulnerable se ubicaba  en personas que estaban por encima de los 50 años de edad. No obstante, en estos momentos “la tasa de letalidad ha bajado esa edad y vemos casos preocupantes de gravedad de pacientes con  edades comprendidas entre 25 a 50  años, eso hay que tomarlo con mucha seriedad”, concluyó el alto representante del Ivic.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook