Un nuevo lote de vacunas Sputnik V contra COVID-19 llegaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, informó la Embajada rusa en el país. 

«Arriba al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México un avión procedente de Rusia con nuevo cargamento de la vacuna Sputnik V, anunció la misión diplomática rusa en su cuenta de Twitter, en un mensaje acompañado de imágenes del desembarque en la pista de la terminal internacional. 

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, agradeció a Rusia el envío del nuevo lote de vacunas. 

«Nuestra gratitud al presidente Vladimir Putin y al canciller Serguéi Lavrov», escribió el jefe de la diplomacia mexicana en su cuenta de Twitter. 

Además de Sputnik V, México ha recibido embarques de las vacunas contra el COVID-19 producidas por la farmacéutica estadounidense Pizer, la británica AstraZeneca y las chinas Sinovac y Cansino. 

La primera vacuna rusa usa dos virus que pertenecen a la familia de los adenovirus (Ad16 y Ad5), que son modificados para portar el gen que produce esa proteína, transportando el gen SARS-CoV-2 a las células del cuerpo, para inducir la producción anticuerpos que ataquen al patógeno cuando ingrese. 

Rusia cuenta con otras tres vacunas registradas:  

  1. Sputnik Light.
  1. EpiVacCorona.
  1. CoviVac. 

El exceso de mortalidad por todas las causas en México durante la pandemia, inclusive COVID-19, fue de 417.002 decesos en 2020 hasta el 15 de marzo de 2021, que es un incremento de casi 50% de lo esperado, informó la noche del 30 de marzo la Secretaría de Salud federal. 

Sin embargo, las muertes adicionales a lo esperado que son atribuidas únicamente a contagios de SARS CoV-2 suman 294.287, según cifras del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. En términos porcentuales, el exceso de muertes asociado a COVID-19 es del 70,6%. 

El resto del exceso de muertes es ocasionado por causas diferentes, tales como enfermedades del corazón, diabetes, tumores malignos y otras morbilidades, pero no necesariamente el síndrome de la infección respiratoria aguda, que causa el coronavirus. 

Las 294.287 muertes atribuidas a COVID-19 como exceso de muerte representan 91.654 fallecidos más que la cifra de decesos confirmados por esa enfermedad, reportados la misma noche del 30 de marzo, que suman 202.633 pacientes fallecidos confirmados, aunque la tendencia de contagios es a la baja. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook