La mayoría de los 27 estados brasileños tienen las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales para pacientes con COVID-19 por encima del 90% de su capacidad, según informó la Fundación Oswaldo Cruz, un órgano que depende del Ministerio de Salud de Brasil.

Según el boletín del «Observatorio COVID-19» elaborado por esta entidad, «17 estados y el Distrito Federal se encuentran con tasas de ocupación de camas de COVID-19 para adultos superiores al 90%», reseñó Sputnik.

El colapso hospitalario es especialmente grave en tres estados de la región norte, algunos de los más pobres del país: Amapá, Rondonia y Acre, donde la tasa de ocupación de las camas para pacientes con COVID-19 está en el 100, 98 y 97%, respectivamente.

El estado de Sao Paulo (sureste), el más rico del país y donde vive más del 20% de la población de Brasil, también se enfrenta a una situación preocupante, con el 92% de sus camas para enfermos de COVID-19 ocupadas.

Al margen de las regiones que están al límite, hay otros siete estados con una tasa de ocupación superior al 80%, entre ellos Río de Janeiro (sureste), con el 88%.

La Fundación Oswaldo Cruz subrayó que el cuadro general del país se mantienen «extremadamente crítico», ya que sólo dos estados y sus respectivas capitales aparecen en la zona de alerta intermedia.

Se trata del estado de Amazonas (norte), con el 76% de ocupación; y Roraima (norte), con el 62%, que fueron dos de las primeras regiones en sentir el impacto de la actual ola de la pandemia.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook