En opinión del filósofo, comunicador y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, las recientes agresiones de grupos irregulares armados procedentes de Colombia contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), obedece a un nuevo plan sedicioso orquestado desde el exterior en el que están implicados, además de agentes de la oposición antidemocrática como Leopoldo López y Juan Guaidó, el presidente colombiano, Iván Duque y el pseudoembajador estadounidense, James Story.

Así, refirió que «esta reciente fase de agresión contra la República Bolivariana de Venezuela inició después que el bloque de la Revolución Bolivariana ganó los comicios parlamentarios que se celebraron el pasado 6 de diciembre», luego que el exdiputado Guaidó intentara boicotearlos, promoviendo la abstención.

El fracaso en la tentativa de impedir las elecciones legislativas, obligó a que Leopoldo López viajara desde Madrid a Bogotá el 11 de diciembre de 2020, «donde se planificó la próxima operación con el gobierno de Duque y con el embajador para la Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela, James Story», relató Pérez Pirela.

Desde su punto de vista, esta cronología deja claro que López –quien es el líder real del ala extremista que dice respaldar a Guaidó–, viajó a la capital colombiana para planificar los sucesos que hoy están teniendo lugar y los hechos posteriores, pueden confirmarlo.

El pasado febrero, «Story emitió órdenes a los dirigentes de la oposición incluidos en la operación». Así, de un lado, se aprovecharía «la nueva etapa de tutelaje de Estados Unidos sobre la Unión Europea (UE) por la llegada de Joe Biden» a la Casa Blanca para que Guaidó conversara con el bloque comunitario «para coordinar» y del otro, se ponía en marcha la operación.

El 26 de febrero, la cancillera española, Arancha González Laya, visitó Cúcuta, «y habló de crisis humanitaria», un término que, como recordó el también director de LaIguana.TV, «da paso a intervenciones extranjeras en un país no alineado con las políticas de la UE y de los Estados Unidos».

Además, puntualizó, casi en simultáneo (18 de febrero), el mandatario colombiano anunció la creación de «una fuerza élite militar de aproximadamente 3.000 hombres, con la finalidad de ‘combatir’ a los grupos irregulares y acusó a Venezuela de cooperar con ellos y dirigir fuerzas.

«Todo está al revés: ellos crean un grupo de élite porque Venezuela colabora con los grupos irregulares, los grupos irregulares matan soldados venezolanos y resulta que se van a proteger en Colombia con el gobierno colombiano. ¿De qué estamos hablando? ¿De qué grupo de élite?», cuestionó el experto.

El gobierno venezolano estaría al corriente de estas intenciones, puesto que, una vez Duque hizo pública la creación de esa fuerza de élite, el ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, ofreció unas fuertes declaraciones al respecto, que fueron recuperadas por el analista criollo para redondear la idea.

«Iván Duque, no te equivoques con nosotros. Has abandonado la frontera, no existe el Estado, el gobierno colombiano en la frontera y ahora pretendes ir por la antigua maniobra de acusarnos de ser albergue de grupos armados. Eso ya no funciona, Duque. Hiciste el ridículo en las Naciones Unidas señalando coordenadas de campamentos que quedan en tu propio territorio. ¿Vas por ellos ahora? No se te ocurra, Duque. Yo llamo a la Fuerza Armada de Colombia que no caiga en el error de osar violar la soberanía de un Estado. Le hago un llamado de hermanos a las fuerzas militares de Colombia», dijo entonces el general venezolano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook