En medio de la pandemia, el gobierno de Iván Duque apostó por la economía, pero esta decisión no impidió que por primera vez en 20 años, Colombia entrara en recesión económica, al tiempo que la cantidad de infectados y fallecidos por causa de la COVID-19 ha alcanzado cotas alarmantes.

A este respecto, en su programa Desde Donde Sea, el filósofo, comunicador y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela ofreció un recuento de los desaciertos económicos del gobierno colombiano y de las impactantes cifras de la pandemia en Colombia, que comparó con las de Venezuela, país que padece los efectos de bloqueos financieros y sanciones económicas por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea y no ha sido beneficiario de préstamos otorgados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial como su vecino. 

Para ello, hizo referencia a datos publicados por Panampost, medio de comunicación de tendencia conservadora, sobre el desempeño de la economía colombiana al mes de diciembre. 

«Duque hizo lo correcto al inicio, asumiendo una de las cuarentenas más largas de América Latina, pero esto tuvo una incidencia directa sobre el PIB del país, haciendo que Colombia entrara en recesión por primera vez en las últimas dos décadas», citó el experto.

A su parecer, este portal de derecha señaló «de forma muy diplomática y sin tratar de hacerle mucho daño a Duque (…) por primera vez en las últimas dos décadas y con préstamos del FMI, del Banco Mundial, con dinero que le da los Estados Unidos, con bases militares (…), gracias a Duque, están en recesión económica».

«A pesar de estar en recesión económica y de tener una tasa de desempleo alta, además de que está bajando el consumo y que está cayendo el recaudo tributario, el gobierno decidió aumentar significativamente la deuda», continuó citando.

Para Pérez Pirela, esta táctica de endeudamiento contraviene lo que el mandatario, en su lógica neoliberal, ofreció durante su campaña electoral: «reducir el tamaño del Estado y de la burocracia», en un momento «cuando se hacía más necesaria la reducción del tamaño del Estado y del gasto público».

Esto, a su vez, incrementó el déficit fiscal, que el gobierno pretende cubrir con un aumento de los impuestos a los ciudadanos comunes, que son los que han de cargar con los costes de la crisis, a lo que ha de añadirse que «Duque se encuentra a la mitad de su tercer año de gobierno y parece que le ha quedado grande sacar una reforma laboral decente», pues en el país existe «una rigidez laboral que no permite que muchas personas accedan a un empleo formal y esto afecta a los colombianos de nacimiento y, por supuesto, afecta muchísimo más a los extranjeros».

De este modo, sintetizó el experto, la aplicación de «recetas neoliberales están trayendo consecuencias nefastas para Colombia», lo que, a su vez, derrumba por completo la excusa de que la cuestionable gestión de la pandemia por parte de Bogotá, se debió a la priorización de la economía, porque en este momento «ni los ciudadanos tienen salud ni la economía va bien en Colombia».

Para redondear la idea, el analista comparó las cifras de la COVID-19 de Colombia y Venezuela al cierre del mes de marzo, precisando el número diario de infectados, así como la cantidad de casos positivos y decesos computados desde el inicio de la pandemia, dejando muy claro que en Colombia las cifras son significativamente mayores que las de Venezuela.

Así, al 30 de marzo, en las últimas 24 horas Colombia informó de 7.952 nuevos casos y Venezuela, 1.206, y desde el inicio de la pandemia, en Colombia han enfermado de coronavirus 2.397.731 personas y en Venezuela 159.149, al tiempo que la cantidad de fallecidos por esa causa suma 63.255 personas y 1.589, respectivamente.

De otra parte, cuestionó a quienes insisten en asegurar que las cifras presentadas por el gobierno de Venezuela son falsas, puesto que los fallecidos no son ocultables porque tienen familiares, amigos y hay registro público de los decesos por esa causa.

«Entonces, Colombia 63.255 [muertes] y una recesión económica, Venezuela 1.589 y un bloqueo, sanciones económicas, tienen nuestros dineros en los bancos internacionales, tienen nuestro oro, nos robaron nuestras empresas… ¿Se dan cuenta que la realidad que le cuentan a ustedes los medios internacionales no es la que es?», indicó.

Para concluir, señaló que cuando se analizan las realidades presentes en los dos países, «las cuentas de lo que nos cuentan los medios internacionales, no cuadran por ningún lado, porque Colombia tiene una realidad explosiva desde el punto de vista sanitario y una realidad de recesión explosiva desde el punto de vista económico, teniendo al Banco Mundial, al Fondo Monetario Internacional, teniendo bases militares, teniendo apoyo gringo, teniendo apoyo de la Unión Europea y miren los resultados».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook