El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que para el 2021 la economía venezolana se contraerá en un 10%, de acuerdo a un nuevo informe publicado sobre las perspectivas económicas globales. 

El organismo también proyectó una inflación de 5.500% durante este año en el país caribeño. 

En febrero pasado, el Banco Central de Venezuela (BCV) aseguró que la inflación acumulada en esa nación suramericana durante el 2020 fue de 2.959,8%. 

De igual manera, el FMI elevó las previsiones de crecimiento económico de América Latina para 2021 al 4,6%. 

Entretanto, las tres grandes economías de Latinoamérica —Brasil, México y Argentina— crecerán este año el 3,7%, el 5%, y el 5,8%, respectivamente, según el informe del organismo monetario. 

El FMI indicó que estas perspectivas están sujetas a «gran incertidumbre, relacionada con el curso de la pandemia, y la eficacia del respaldo durante la transición hasta que las vacunas faciliten la normalización, y la evolución de las condiciones financieras». 

México 

El FMI aumentó su pronóstico del crecimiento de la economía de México, de 4,3% proyectado en enero de este año a una nueva estimación de 5%, según la actualización del reporte de Expectativas Económicas Mundiales titulado «Gestión de recuperaciones divergentes». 

El organismo que encabeza la directora gerente Kristalina Georgieva reconoció que, a diferencia del resto de América Latina, tres países, México, Chile y Costa Rica, lograron contratar «suficientes vacunas contra COVID-19«, para inmunizar a toda su población. 

Además, para 2022 proyecta que el PIB mexicano crezca 3%, que es un pronóstico 0,5 puntos porcentuales mayor que la estimación de su reporte anterior. 

Ese escenario se prevé en concordancia con los mejores resultados esperados para la economía mundial. 

Sin embargo, los analistas del organismo internacional proyectan que la actividad económica seguirá atenuándose para llegar al 2026 a crecimiento de solo 2%. 

Finalmente, las proyecciones de largo plazo paraestepaís quedan debajo del crecimiento promedio que tuvo la economía mexicana entre los años 2003 y 2012, que fue de 2,2%. 

Las estimaciones sobre la economía global mejoraron debido a los nuevos pronósticos para EEUU, donde se espera que el PIB crezca 6,4% y 3,5% en 2021 y 2022, respectivamente. 

Ese crecimiento de la economía estadounidense es una de las consecuencias de un ambicioso paquete de estímulos fiscales aprobado para impulsar a la actividad económica a niveles de finales de 2019 en la primera mitad de 2021. 

El avance esperado para México sería una recuperación parcial en comparación con el derrumbe histórico de 8,2% sufrido en el primer año de la pandemia de coronavirus. 

Las proyecciones sobre la economía global también mejoraron por los ajustes al alza en los pronósticos de crecimiento de las economías avanzadas, sobre todo para EEUU, mayor socio comercial y vecino de México. 

La nueva cifra estimada por el FMI para el crecimiento de la segunda economía latinoamericana en 2021 se acerca a la nueva meta del Gobierno de México, que aumentó a 5,3% el PIB esperado este año, en los «precriterios generales de Política Económica», que entregó la semana pasada al Congreso, para delinear el presupuesto del próximo año. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook