Los 400 trabajadores que se encuentran afectados por el cierre de la compañía estadounidense de servicios petroleros Halliburton impulsan ahora una medida de embargo en vista de que no han recibido los pagos pendientes desde la huida de la empresa en diciembre de 2020.

El abogado de los trabajadores de la transnacional en Cabimas, Rafael Vidal, informó en exclusiva al portal de investigación La Tabla que hasta la fecha «no han recibido respuesta de Francisco Tarazona -encargado de la empresa en Venezuela-, ni de los bufetes que la representan en el país».

Indicó que el pasado 18 de marzo fue suspendida -a último minuto por el circuito judicial de Cabimas- la medida de embargo contra los activos de la compañía ubicada en la Av. Pedro Lucas Urribarri, sector Punta Camacho en el municipio Santa Rita, estado Zulia.

Desde que Halliburton huyó de Venezuela, el pasado 29 de diciembre, informando a sus trabajadores a través de un escueto correo electrónico el cese de sus funciones en el país, alegando las sanciones gringas, la compañía se mantiene en silencio con respecto al pago de las prestaciones laborales. 

Asimismo, los afectados aseguran que no hay despido justificado, pues a pesar de las sanciones, la empresa tiene autorización de laborar en el país hasta el 3 de junio de 2021. Tal y como sucede con empresas como la petrolera Chevron y las empresas Schlumberger Limited, Baker Hughes y Weatherford International, que aún mantienen sus operaciones hasta la fecha tope del 3 de junio, impuesta según la licencia del 17NOV2020 del Departamento del Tesoro gringo.

“Sin embargo, las restricciones impuestas por la Licencia General 8G de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) le permite a la empresa gringa mantener operaciones y el control o seguridad de los activos en el país por lo menos hasta julio de 2021. ¿Por qué prefirieron huir?”, tuiteó La Tabla.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook