El actor inglés Paul Ritter, conocido por sus papeles en la película «Harry Potter and the Half-Blood Prince» y la miniserie de HBO «Chernobil», falleció este lunes a los 54 años a causa de un tumor cerebral.

«Con gran tristeza podemos confirmar que Paul Ritter falleció anoche. Murió en paz en casa con su esposa Polly y sus hijos Frank y Noah a su lado», expresó el representante del artista en un comunicado.

Ritter encarnó al mago Eldred Worple en el sexto filme de la saga de «Harry Potter», estrenado en 2009, y se puso en la piel de un asesor del Gobierno británico en la cinta de la franquicia de James Bond «Quantum of Solace», que llegó a la gran pantalla en 2008.

El actor también intervino en la serie de HBO «Chernóbil» y en decenas de producciones para televisión como «Vera», «Cold Feet», «No Offence» y la popular comedia británica «Friday Night Dinner», así como en la película de suspense «Inferno» y en una cuarentena de obras teatrales.

«Paul fue un actor excepcionalmente talentoso que interpretó una enorme variedad de papeles en el escenario y en la pantalla con una habilidad extraordinaria», agregó en el comunicado su agente, quien lo describió como un hombre «tremendamente inteligente, amable y muy divertido».

(Página 12)

Comentarios Facebook