La actriz británica Helen McCrory, más conocida por su papel de Narcissa Malfoy, la madre de Draco en las películas sobre Harry Potter, murió de cáncer a los 52 años.

«Tengo el corazón roto al anunciar que, tras una heroica batalla contra el cáncer, la hermosa y poderosa mujer que es Helen McCrory ha fallecido en paz en su casa, rodeada de una ola de amor de amigos y familiares», escribió su marido, Damian Lewis, en su cuenta de Twitter.

(Sputnik)

Comentarios Facebook