Este jueves 8 de abril la oficina del senador estadounidense Marco Rubio estará organizando una sesión informativa en español, en coordinación con la arquidiócesis Catholic Legal Services, en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en la ciudad de Doral, en Miami, para tratar el tema del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para los venezolanos.

El evento iniciará a las 7:15 pm. El ingreso, que será por orden de llegada, será de cupos limitados.

El TPS, según información compartida por la página web us.embajadavenezuela.org, “es una medida ofrecida por el Gobierno de los Estados Unidos a ciudadanos de determinados países, que por razones excepcionales no pueden regresar a su país temporalmente de forma segura”.

Este mecanismo actualmente es promovido por la ultraderecha venezolana en el exterior, específicamente por el sector que apoya al exdiputado Juan Guaidó. El mismo ha venido siendo impulsado desde el año 2019, para supuestamente «garantizar que los venezolanos en Estados Unidos puedan vivir y trabajar legalmente sin ser deportados”.

Cabe destacar que el TPS fue aprobado el pasado 8 de marzo de 2021 por el Secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Alejando Mayorkas, y entró en vigencia el 9 de marzo. Este se suma entonces al denominado Deferred Enforced Departure (DED) para venezolanos, anunciado el pasado 20 de enero.

Tras el anuncio de la aprobación del TPS el pasado 8 de marzo, el Gobierno venezolano, a través del canciller de la República, Jorge Arreaza, reclamó el levantamiento total de las sanciones económicas sobre nuestra nación.

“Lo coherente sería que el siguiente paso de la nueva administración de Estados Unidos sea el levantamiento total de las sanciones arbitrarias que generan dolor y sufrimiento en el pueblo de Venezuela, tal como lo exige la Organización de las Naciones Unidas», escribió Arreaza mediante su cuenta en la red social Twitter.

El canciller respondía así el mensaje publicado por el Departamento de Estado de EEUU, en el que anunciaba la aprobación del TPS para Venezuela “debido a las condiciones extraordinarias y temporales que impiden que los nacionales regresen de manera segura”.

Además, la dirigente de la Asociación Multicultural de Activistas, Voz y Expresión, Helena Villalonga, aseguró que ha recibido innumerables quejas sobre abogados en Miami, Estados Unidos, que están cobrando entre 1.500 y 2.500 dólares solo por llenar el formulario de inscripción al Estatuto de Protección Temporal (TPS, en inglés).

Denunció que los gestores gringos están aprovechan la confusión y desinformación que tienen los migrantes venezolanos sobre este permiso.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook