Con la etiqueta “Efemérides COVID-19” la plataforma de periodismo de datos La Tabla recordó que el pasado 31 de marzo se cumplió un año de la famosa fiesta coronaparty, celebrada en la novena transversal de Altamira, en Chacao.

En esta fiesta fueron detenidas 17 personas, además del dueño de la vivienda identificado como Jorge Echenagucia, a quien se le imputaron los delitos de porte ilícito de arma de fuego, posesión de sustancias psicotrópicas, alteración del orden público, resistencia a la autoridad y violación del Decreto Presidencial 6.519 que declara el Estado de Alarma en todo el territorio nacional a fin de prevenir la propagación del covid-19.

Echenagucia además fue señalado por el fiscal general, Tarek William Saab, de haber sido detenido en 2018 por obtención fraudulenta de divisas, por un monto superior a los 14 millones de dólares, de Cadivi y Cencoex, además de comercializar Cocaína Rosa y estar asociado al caso del expresidente de Bandes, Alejandro Andrade, ambos casos sobreseídos.

Sin embargo, a pesar de este contexto, de la pandemia mundial y del bloqueo económico y comercial en contra Venezuela, al anfitrión de la coronaparty no le ha ido tan mal, pues ha logrado que su empresa petrolera, creada en el 2019, siga adelante logrando ofrecer sus servicios por todo el mundo y contando incluso con un portal web.

“Se trata de Hot Oil Engineering LLC inscrita el 05MAR de 2019 (en el sur de Florida, EEUU), justo después de la autoproclamación del ‘gobierno de fantasía’ de Juan Guaidó y en medio de las más severas agresiones económicas contra Venezuela por parte del gobierno gringo”, destacó La Tabla.

Echenagucia, cuyo padre del mismo nombre es ingeniero petrolero y exgerente de Pdvsa, se percató de las oportunidades e integró varias empresas y profesionales del área. Aprovechando sus «contactos» entre la burguesía caraqueña.

Según datos ofrecidos por La Tabla, el mismo día que se inscribió la compañía unipersonal de Echenagucia, el 5 de marzo de 2019, también lo hizo una denominada JV Integral Services LLC, cuyo único directivo u oficial es Jesús Vera. Mientras que 10 días después se inscribió otra empresa llamada Confab Petroleum Solution LLC, al frente de la cual figuran Gerardo Casco Bosco, Mario Bosco y Christiaan Soto.

Ese mismo día también se creó una cuarta compañía, Crude Oil Integral Solutions LLC, con el documento L19000063731 que como una especie de consorcio reúne a las tres entidades citadas y a un cuarto participante como persona natural.

Se trata de Alí Sosa, un ingeniero de petróleo de dilatada experiencia (incluida Pdvsa) y alto perfil técnico, cuyas experiencias laborales más recientes fueron en Vetra (creada por Humberto Calderón Berti en Colombia) y la venezolana Suelopetrol, socia de la estatal de energía en la empresa mixta Petrocabimas.

Todos los asociados, y el «consorcio», establecieron como domicilio una vivienda ubicada en Orlando, propiedad de Gerardo Bosco. Esta es su ubicación precisa: 11905 Yellow Fin Trail, Orlando, Florida 32827

Sobre Confab y sus representantes vale comentar que se trata de una vieja compañía (desde 1987 al menos) dedicada a la distribución de productos metalmecánicos y servicios de ingeniería en esa misma especialidad, todo esto enfocado al diseño de equipos y plantas para la producción de crudo y gas. Su ubicación en Caracas remite al Centro Profesional Santa Paula en El Cafetal, municipio Baruta y posee una planta de envergadura en el estado Aragua.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook