Este viernes, la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, criticó la carta que el gobierno de Venezuela envió a las Naciones Unidas, para solicitar una investigación al vecino país, por los hechos de violencia ocurridos en la frontera venezolana entre la FANB y grupos irregulares colombianos.

A través de un video difundido en la cuenta de Twitter de la vicepresidencia colombiana, Ramírez inició su discurso tildando al Gobierno venezolano de “cínico” y “narcodictador”.  

“La carta presentada el día de ayer por la dictadura de Venezuela ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para que se investigue la violencia en la frontera con Colombia no es otra cosa que otra cínica cortina de humo de la narcodictadura de Venezuela, para (a su juicio), esconder en primer lugar la expulsión de los periodistas nacionales y extranjeros que han ido a la frontera de Venezuela a investigar lo que está pasando allí”, enfatizó Ramírez.

Ramírez dijo que en el año 2018, cuando varios militares venezolanos murieron al ser víctimas de minas antipersonales, (insinuó que las mismas fueron empleadas por el gobierno venezolano), para  atacar a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, señalando que  “ahora lo hacen contra el pueblo venezolano y sus fuerzas militares”.

La vicepresidenta agregó que a Venezuela no le entró el narcotráfico por la espalda, lamentablemente deliberadamente el régimen de Chávez y ahora la dictadura de Maduro han tenido complacencia y, por supuesto, complicidad con el narcotráfico”, aseveró Ramírez.

Ramírez acusó al presidente Nicolás Maduro y a sus funcionarios de apoyar a Iván Márquez, Jesús Santrich y la llamada Narcotalia.

“Estamos viviendo una guerra de mafiosos. El régimen tomó partido a favor de uno de los bandos de esas mafias porque están luchando por el control de todos los corredores del narcotráfico. Esa guerra es lo que seguiremos viendo como una expresión de lo que está sucediendo en varios estados de Venezuela”, afirmó.

La vicepresidenta del país que tiene más de 50 años sumergido en un conflicto armado, que ha cobrado miles de víctimas fatales, cuya tendencia es irrespetar los acuerdos de paz y el uso de minas antipersonales, criticó la solicitud que el canciller venezolano hiciera ante la ONU, donde alerta que Colombia es una amenaza para Venezuela y la región.

“El señor Arreaza solicita investigar la violencia en Colombia desconociendo que precisamente Colombia, cuando aún había democracia en Venezuela, siempre solicitó que se reuniera la Comisión Binacional de Fronteras para desarrollar con una cooperación militar, policial y judicial esas actividades del narcotráfico y los grupos terroristas. Pero el gobierno de  del narcotráfico en lugar de cooperar”, agregó Marta Lucía Ramírez.

Recordemos que el reciente enfrentamiento entre grupos irregulares armados colombianos y fuerzas armadas venezolanas en el estado Apure, que ha encendido las alertas, inició el pasado 21 de marzo.

Cuando autoridades venezolanas a través de la operación militar Escudo Bolivariano, llevada a cabo por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en defensa del territorio venezolano, sostuvo un enfrentamiento con grupos irregulares de Colombia que han sembrado minas antipersonales para imponer terror y violencia a la población en La Victoria, municipio José Antonio Páez del estado Apure.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook