A medida que avanza la implementación del yuan digital en China, el proyecto acapara cada vez más miradas, y la Administración Biden no es la excepción.

Las nubes se forman sobre el dólar

Algunos de los miembros de la Administración del actual presidente estadounidense se han mostrado preocupados por la posibilidad de que una versión digital de la moneda china rete al dólar como moneda de reserva dominante, asegura Bloomberg citando fuentes familiarizadas con el asunto.

Las fuentes anónimas destacaron que con el avance del yuan digital, los funcionarios del Departamento del Tesoro, del Departamento del Estado, del Pentágono y del Consejo de Seguridad Nacional están impulsando sus esfuerzos para entender las posibles implicaciones.

Con ello, el medio destaca que los funcionarios estadounidenses no están preocupados por la estructura actual del sistema financiero global, y contemplan el panorama a largo plazo. Otra preocupación es la falta de información sobre cómo se distribuirá el yuan digital, y si este podría ser usado para evadir las sanciones del país norteamericano.

El avance del yuan digital

Mientras tanto, el Banco Popular de China ya realizó una emisión de prueba del yuan digital en las ciudades por todo el país y busca convertirse en el primer banco central grande en emitir una moneda digital. Se prevé una implementación incluso más activa para el comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en China en febrero de 2022, lo cual podría darle una mayor exposición internacional al yuan digital.

Por ahora se desconocen muchos de los detalles más importantes sobre el yuan digital, pero sí se sabe que China estableció recientemente una empresa conjunta con el sistema SWIFT, que sirve de puente de conexión para la mayoría de las transferencias internacionales hoy en día. Eso sugiere que el yuan digital podría operar en el marco de la arquitectura del sistema financiero actual, destaca el medio estadounidense.

Por su parte, los funcionarios de EEUU están convencidos de que China no tiene la intención de usar el yuan digital para evadir las sanciones de Washington, según fuentes anónimas de Bloomberg. Los funcionarios chinos también aseguran que este no es el caso y que uno de los propósitos principales del yuan digital, cuya creación comenzó en 2014, es reducir el número de billetes y monedas.

También se espera que el uso de una versión digital de la moneda nacional ayude a reducir el uso de criptomonedas y complemente a los sistemas de pago electrónico privados que ya funcionan. Entre estos sistemas destacan los líderes del sector:

Alipay (Ant Group)

WeChat Pay (Tencent Holdings).

En este contexto, los reguladores chinos empezaron a controlar más de cerca la actividad de estos sistemas de pago. De hecho, Pekín ordenó a Ant Group que se convierta en una sociedad financiera de cartera, que a su vez será regulada más como un banco.

A medida que los funcionarios chinos destacan que el yuan digital tendría que ejercer el papel de un respaldo a los sistemas de pago privado, el Banco Popular de China también está examinando el potencial de esta moneda en los pagos internacionales, indica el medio. Así, fue lanzado un proyecto para indagar en este asunto junto con el Banco de Pagos Internacionales y las autoridades monetarias de los Emiratos Árabes Unidos, Tailandia y Hong Kong.

La respuesta de EEUU

Las fuentes entrevistadas por Bloomberg destacan que de momento la administración Biden no tiene planes de emprender acciones para contrarrestar las amenazas a largo plazo de la moneda digital china. Sin embargo, el avance del yuan digital dió un nuevo impulso a la creación del dólar digital, según las mismas fuentes.

De hecho, miembros del Congreso se han mostrado interesados en el asunto y a principios de año lo discutieron con el presidente de la FED, Jerome Powell, y Janet Yellen, de la Secretaría del Tesoro. Powell recalcó en febrero que la Reserva Federal le presta mucha atención al asunto, pero agregó que con el dólar digital la intención no es ser los primeros, sino «hacerlo todo bien». Por su parte, Yellen también se ha mostrado a favor de la idea, diciendo en una conferencia virtual que «tiene sentido que los bancos centrales le presten atención».

(Sputnik)

Comentarios Facebook