La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) estimó el martes que los coágulos sanguíneos deben ser considerados como efectos secundarios «muy raros» de la vacuna anticovid de Johnson & Johnson, cuyos beneficios siguen siendo mayores a los riesgos.

La EMA ha establecido «un posible vínculo» entre la vacuna de este laboratorio estadounidense y casos registrados de coágulos sanguíneos, que deben ser incluidos como «efectos secundarios muy raros» del fármaco.

El regulador europeo «encuentra un posible vínculo con casos muy raros de coágulos sanguíneos inhabituales asociados a las plaquetas sanguíneas bajas», declaró el organismo, añadiendo que esto «confirma que el balance global de beneficios y riesgos sigue siendo positivo».

El organismo, con sede en Ámsterdam, afirmó que su comité de farmacovigilancia (PRAC) había «concluido que una advertencia sobre los coágulos sanguíneos inhabituales con plaquetas sanguíneas bajas tendría que añadirse a las informaciones del producto» para la vacuna de Johnson & Johnson.

Sus expertos también «concluyeron que estos casos deberían ser registrados como efectos secundarios muy raros de la vacuna», añadió la EMA.

(AFP)

Comentarios Facebook