Un Tribunal en Estados Unidos declaró este martes culpable al expolicía norteamericano Derek Chauvin, acusado de asesinar mediante el abuso de poder en plena calle al afrodescendiente George Floyd en mayo de 2020. 

Luego de que el juez emitiera el veredicto contra Chauvin por el delito de asesinato en segundo grado y ordenara su arresto en una prisión de máxima seguridad y bajo “vigilancia de suicidio”, se vio que el exuniformado tenía en su mano izquierda un escrito con tinta de bolígrafo.   

Resulta que el expolicía había anotado el número de teléfono de su abogado defensor antes del juicio. Esto quedó descubierto luego que emitieron el veredicto final y justo cuando era escoltado hacia la celda.  

(LaIguana.TV)   

 

 

Comentarios Facebook