En su programa Entre Líneas, la periodista e investigadora Naile Manjarrés detalló las condiciones que derivaron el hundimiento de Haití en el foso de una crisis sociopolítica de larga data, exacerbada desde principios de 2021.

De acuerdo con sus pesquisas, este empeoramiento de la crisis se debió a una conjunción de reclamos en contra del actual presidente del país, Jovenel Möise, «denuncias de un intento de golpe y la policía desplegada en la Corte Suprema».

A esto se añade que, según cifras oficiales, «más de 76 pandillas» controlan amplios territorios dentro de Puerto Príncipe, la capital y «cerca de 500.000 armas circulan ilegalmente», por lo que «los secuestros y los robos» se han hecho moneda corriente en la ciudad.

«Los haitianos tienen más de un año exigiendo en las calles la renuncia del presidente y este, en respuesta, se niega a abandonar el poder y optó por dotar a los cuerpos de seguridad de los medios para combatir el bandidaje y la delincuencia. Además, llegó a pedir apoyo técnico a la OEA», precisó Manjarrés.

Para concluir, señaló que esta «crisis es una prueba temprana de política exterior» para la administración Biden, toda vez que el departamento de Estado de los Estados Unidos ha respaldado a Möise en su tentativa «de permanecer en el poder un año más, pese a los llamamientos de los organismos de Derechos Humanos para que dimita».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook