A la fecha, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha derribado 200 aviones con cargas de drogas que usaban pistas de aterrizaje ilegales. “Nosotros les deshacemos las pistas, pero al rato tienen las máquinas en el monte y vuelven a armar las pistas otra vez”, dice el comandante general del Ejército, Domingo Hernández Lárez, en entrevista exclusiva con Últimas Noticias.

—¿Cómo ha sido el despliegue de la Fanb y el Ejército en la zona fronteriza de La Victoria (Apure) para proteger a la gente?

—Nuestra misión es la defensa de nuestro territorio, el desarrollo nacional y garantizar el orden interno con la unión cívico-militar.

—¿Cómo se están desplegando para el proceso de desminado de la zona?

—Nos han sembrado minas con las que hemos tenidos bajas de oficiales del Ejército que duramos 10 o 15 años preparándolos y que han patrullado nuestra frontera. Han muerto a causa de la colocación de estas minas por estos grupos subversivos colombianos apoyados por el Gobierno y la Fuerza Armada de ese país. Esta no es una práctica nuestra, pues se han sembrado minas caseras con tecnología moderna en la que utilizan bombonas de gas llenándolas de explosivos y de otro tipo de materiales como clavos que cuando vuelan destruyen todo. En nuestro caso nos han volado tres tanques.

—¿Cuántas minas han descubierto y eliminado?

—Sobrepasan las 100 minas desenterradas, sin embargo, lo hacemos con mucho cuidado porque son procedimientos especiales. Estamos haciendo adaptaciones de nuestros sistemas de armas con barreminas para desminar esos campos. Hemos solicitado a la Organización de Naciones Unidas que vengan aquí ayudarnos y vean que no es mentira, sino una realidad. Algunas minas son de tipo electrónico que se activan por medio de un teléfono, otras son de tensión que al pisarla explotan, lanza cohetes con tubos PVC.

—¿La Operación Escudo Bolivariano ha contribuido a repeler estas acciones violentas?

—Nuestra función ha sido patrullar y hacer presencia en nuestras bases de posesión fronteriza para mantener la paz y estabilidad en Venezuela, pero ellos (grupos irregulares) están buscando cualquier tipo de método para irrumpir. Hemos destruido 18 campamentos equipados para el procesamiento de cocaína. Nosotros no estamos atacando a nadie, sino defendiendo nuestro territorio, pues la Operación Escudo Bolivariano se trata de la limpieza de nuestro borde territorial para seguir siendo soberanos.

—¿De qué forma está desplegada la Zodi especial temporal en esta localidad?

—Esa zona fronteriza es muy extensa, abarca aproximadamente dos mil kilómetros, y la zona de defensa integral (Zodi) en la localidad hará frente a esta situación donde los grupos irregulares están haciendo mella. Para ello, estamos reforzando nuestras unidades de apoyo allá y exaltando la unión cívico-militar en la frontera.

—¿Han tenido contacto con el Ejército colombiano para abordar la situación?

—Ellos evaden, porque hasta el Ministro de la Defensa, que es nuestro vocero principal, ha intentado comunicarse con el comandante general del Ejército y el ministro de allá (Colombia) y no les contestan el teléfono.

—Desde enero, el componente se ha dado a la tarea de reparar los blindados de artillería de vieja data, que contabilizan alrededor de 1.000 unidades para su reacondicionamiento. ¿En qué consiste la reparación de los sistemas de armas?

—En ocasión del Bicentenario estamos reparando nuestros sistemas de armas para potenciar nuestras capacidades. Cada tanque traerlo del exterior cuesta alrededor de $3 millones, y aquellos que llamamos los “perros de la guerra” estaban cobrando un millón de dólares por la reparación de cada vehículo de combate, pero nosotros decidimos como pueblo soberano, libre e independiente arreglar nuestros vehículos: Los Tanques Escorpión C-90, los AMX 13, Dragón 300, vehículos V-100, Jeep Wrangler con cañones 106 milímetros de infantería, otros con cañones remolcados, obuses con cañones de 105 mm o 155 mm, camionetas Hilux que ahora son las unidades de reacción rápidas (URA-200) y los Tiuna 4×4. Tenemos los blindados, unidades de caballería, de artillería, inteligencia, ingeniería antiaérea y de comunicaciones.

—¿Cuántos han optimizado?

—Llevamos hasta ahora más de 600, cuyas piezas y partes estamos haciendo nosotros mismo, poniéndoles sus motores nuevos, sus cajas hidráulicas y recuperación de su estructura. De igual forma contamos con sistemas de armas modernos de última generación que nos permite duplicar el poder de combate que tenemos actualmente. Dos batallones de tanques hemos recuperado con la colaboración de todos y esto tiene similitud de lo que fue Carabobo, la unión de todo el pueblo. Esto también se trata de una preparación para repeler agresiones de grupos delincuenciales. Nuestra misión es proteger a todos y al suelo patrio enmarcado en nuestros principios humanistas.

—¿Qué tipo de reparaciones le han hecho?

—Estas unidades tenían más de 30 años en desuso, los sacamos, les pusimos sus ruedas, todos sus componentes, les reparamos sus cañones que llegaban a 200 ya dañados, colocándole unos aparatos de puntería óptica modernos. A estas unidades las desarmamos por completo aplicándole una ingeniería inversa poniéndolas a funcionar.

—¿De qué manera va contribuir esto para el apresto operacional de la Fanb?

—Estas unidades en movimiento son de carácter táctica que nos pueden llevar a cualquier sitio del territorio, para evitar que cualquier grupo generador de violencia irrumpa contra nosotros.

—¿Quiénes están convocados para asumir este reto?

—Militares, personal civil y amigos de la Patria están convocados en la recuperación de nuestro sistema de armas trabajando todos los días en ello. Gente realmente patriota ha querido colaborar, y que se han sumado en la optimización de porta cañones, lanza cohetes, remolques y tractores, ente otros.

—¿Cómo se alista para la celebración del Bicentenario de Carabobo?

—Nos estamos preparando para dar una demostración de nuestro sistema de armas repotenciados con la voluntad positiva de todos.

Perfil

Es egresado de la Academia Militar con 33 años de servicio. Siempre estuvo entre los 10 primeros de su promoción hasta ocupar el primer lugar por su excelencia formativa.

Ha estado en las unidades de infantería especializándose como paracaidista. Estuvo en operaciones especiales, brigada de cazadores, realizó labores en la guardia de honor presidencial con el comandante Hugo Chávez, fue director de la Academia Militar. Comandó la Zodi de Aragua, luego la Redi Centro y la Capital para cerrar siendo el actual Comandante General del Ejército.

(ultimasnoticias.com.ve)