En un contexto de creciente presión por la vacunación en todo el mundo, el cofundador de Microsoft y filántropo multimillonario Bill Gates ha vuelto a pronunciarse sobre las vacunas y ha levantado una polémica tras declararse en contra de compartir las fórmulas con diferentes países, estén o no en vías de desarrollo, alegando al respecto cuestiones de seguridad.

Durante una entrevista con la cadena Sky News, la periodista preguntó al magnate si consideraba «útil» que se eliminasen las protecciones a la propiedad intelectual en el caso de las vacunas para que sus fórmulas pudiesen ser compartidas con diferentes países, a lo que Gates respondió tajante: «No». 

El cofundador de Microsoft, que ha sido objeto de numerosas teorías de la conspiración, especialmente desde que se inició la pandemia por la covid-19, explicó -según recoge Unilad- que «solo hay un número determinado de fábricas de vacunas en el mundo» y que «la gente se toma muy en serio» su seguridad. Además, alegó, «trasladar una vacuna, por ejemplo, de una fábrica [de Johnson & Johnson] a una en la India, es algo novedoso» que sólo puede ocurrir «gracias a nuestras subvenciones y a nuestra experiencia», explicó Gates. 

En la misma entrevista, Bill Gates consideró que «lo que está frenando las cosas, en este caso, no es la propiedad intelectual» opinó que «no es que haya una fábrica de vacunas inactiva, con aprobación regulatoria, que haga vacunas mágicamente seguras», sino que «cada proceso de fabricación debe ser examinado con mucho cuidado».

Considera «injusta» la desigualdad entre países

No obstante, durante su intervención en la cadena de televisión el magnate estadounidense también dijo que no le parecía «completamente sorprendente» ver que países como EE UU o el Reino Unido recibieran la vacuna primero. 

«El hecho de que estemos vacunando a personas de 30 años en el Reino Unido y Estados Unidos y no tengamos vacunadas a todas las personas de 60 años en Brasil y Sudáfrica, no es justo», dijo Gates, pero justificó que «dentro de tres o cuatro meses la asignación de la vacuna llegará a todos los países que tienen una epidemia muy grave».

Gates también se atrevió a vaticinar la llegada de la ansiada normalidad, y explicó que «no habremos erradicado esta enfermedad, pero podremos reducirla a números muy pequeños para fines de 2022», de tal forma que el mundo podría volver para esa fecha «completamente a la normalidad».

(20 Minutos)

Comentarios Facebook