Organizaciones No Gubernamentales (ONG) alertan sobre la violación de Derechos Humanos (DDHH) perpetrada por el gobierno de Iván Duque contra las personas que han salido a protestar por sus políticas neoliberales. Asimismo, piden a la comunidad internacional volcar sus ojos sobre Colombia. 

Según la ONG local Temblores, que ha documentado cada uno de los casos, en tan solo tres días de protestas se produjeron 1.181 casos de violencia policial, 92 víctimas de abuso de la fuerza, 26 víctimas mortales, cuatro víctimas de agresión sexual, 672 detenciones arbitrarias y 12 víctimas de agresiones a los ojos. 

Otras ONG publican cifras similares que contrastan con los números oficiales, reportado por la Defensoría del Pueblo, que hablan de menos de 600 lesionadas y 16 fallecidos.  

«Al momento, tenemos 1.089 casos de violencia policial, dentro de los cuales hemos podido identificar al menos 124 heridos de violencia», dijo Martha Alonso, representante de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), quien reportó también «726 detenciones arbitrarias, seis hechos de violencia sexual, 27 homicidios» y 12 jóvenes que «han perdido sus ojos».

Por su parte, el gobierno de Duque tacha a los manifestantes de liderar acciones de «organizaciones criminales».

«Colombia enfrenta una amenaza terrorista, organizaciones criminales están detrás de los actos violentos que empañan la protesta pacífica. Se trata de actos premeditados, organizados y financiados por grupos de disidencias de las FARC y el ELN», aseguró el ministro de la Defensa, Diego Molano. 

Sin embargo, las ONG señalan que ha sido desproporcionado el uso de la fuerza por parte de los organismos de seguridad, que han disparo en más de 30 ocasiones contra los manifestantes, según indicó la ONG Temblores. 

En Colombia las protestas iniciadas el pasado miércoles 28 de abril, llevaron al gobierno de Duque a echar para atrás la propuesta de reforma tributaria que asfixiaría aún más al pueblo colombiano, sumido de por sí en una severa crisis producto del mal manejo de la pandemia de COVID-19 hecha por el mandatario neogranadino. 

(LaIguana.TV) 

 

 

Comentarios Facebook